Garzón envía por carta a los líderes de los partidos en el Congreso la propuesta de IU de República federal como punto de partida para “corregir los errores a nivel social, económico, político y territorial”

El coordinador federal de IU advierte de que “nos encontramos ante posiciones insostenibles” como “la hipotética proclamación unilateral de independencia, que sería un gravísimo error por parte del Govern y de Puigdemont”, pero también “la posición de Rajoy de no reconocer la profundidad de un problema político de esta naturaleza, por lo que exigimos que se abra el sentido común, la cordura y se empiece a negociar”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha remitido a primera hora de esta mañana una carta a los responsables de las formaciones políticas con representación parlamentaria en la que les plantea abrir el debate para “valorar la construcción colectiva de una República federal” como forma para propiciar el diálogo ante la “crisis de Estado” abierta por la situación de fractura social en Cataluña. “Ponemos encima de la mesa una propuesta para transitar hacia un modelo federal, un modelo que permita renovar nuestro sistema político, corregir los errores que se han detectado a nivel social, económico, político y territorial. Entendemos que estamos ante una oportunidad perfecta para debatir sobre el modelo de la República federal”, dijo.

El máximo responsable de IU hizo esta valoración en los pasillos del Congreso tras la reunión que mantuvo con el secretario general de la formación alemana Die Linke, Bernad Riexinger, con quien a renglón seguido compartió intervención en un acto público bajo el título ‘La izquierda frente al auge de la extrema derecha’. 

Garzón reclamó que “se abra el sentido común, la cordura y se empiece a negociar” en relación a todo lo que está pasando en Cataluña. “Como no se puede responder a los problemas políticos con golpes -expuso-, es importante hacerlo con política. La propuesta de debate sobre la República federal que hacemos llegar hoy a los partidos de este país tiene como objetivo abrir una nueva vía de diálogo y de negociación sobre propuestas concretas. No vale el inmovilismo de Rajoy ni la intransigencia de Puigdemont que lo único que hacen es generar tensiones”.

El también portavoz parlamentario de IU apostilló que este modelo de República federal “es para nosotros garantía de paz, de diálogo y de política. Es lo que mejor permite el encaje de los diferentes pueblos y naciones de España en un mismo proyecto común, compartido e ilusionante. Creemos que prácticamente todos compartirán que es imposible pretender que Cataluña se quede en un proyecto común si se recibe a porrazos a personas indefensas que simplemente estaban demandando de forma pacífica un derecho legítimo como es manifestar su opinión sobre su futuro”.

Explicó también que en la reunión que había mantenido minutos antes tanto Bernad Riexinger como desde Die Linke “también están interesados en conocer la situación del país en estos momentos, con la crisis de Estado que estamos viviendo a raíz de la situación en Cataluña”.

Razonó que en esta “crisis de Estado”, éste “se está poniendo en cuestión desde hace muchos años, al igual que gran parte de las instituciones democráticas heredadas desde 1978. Ahora hemos alcanzado un nivel de extraordinaria gravedad, que tiene que ver con los acontecimientos del 1-O y con una movilización ciudadana de más de 2,5 millones de personas que refleja que estamos ante un fenómeno político de enorme profundidad. Tiene que resolverse de forma dialogada y negociada”.

Alberto Garzón denunció que “en estos momentos nos encontramos ante posiciones insostenibles. La hipotética proclamación unilateral de independencia es insostenible, no creemos que tenga fundamento ninguno, no ha habido un referéndum con garantías y no ha habido realmente una base social suficiente para hacer eso. Por lo tanto, creemos que sería un gravísimo error por parte del Govern y de Puigdemont”.

“Pero también -recalcó- es insostenible la posición de Mariano Rajoy de no reconocer la profundidad de un problema político de esta naturaleza”. Por lo tanto, “exigimos que se abra el sentido común, la cordura y se empiece a negociar”.

A su juicio, “las imágenes que nos llegan de lo que está pasando en Cataluña y en el resto del Estado son inauditas y son responsabilidad de quienes nos han traído hasta aquí por no hacer política y por hacer recaer en las espaldas de la Policía, la Guardia Civil y los jueces la responsabilidad de resolver un problema político. Esta responsabilidad no debe recaer en esos actores, sino en los representantes públicos, que tenemos el deber y la responsabilidad de hablar de política, que es lo que hemos hecho con las cartas enviadas hoy, también a Mariano Rajoy.

El máximo responsable de IU señaló tajante que “proponemos diálogo y propuestas concretas. Pueden no ser compartidas, pero van al centro de la cuestión y esperemos que sean recibidas de alguna forma esta carta y esta petición”.

De la misma forma, Garzón indicó que “no nos parece razonable que Rajoy no haya llamado a ninguna otra fuerza política que no sea Ciudadanos y el Partido Socialista. Es evidente que eso no representa a la mayoría de la sociedad catalana y, aunque representen la mayoría en el Parlamento (estatal), actualmente no es suficiente para resolver el problema. Creo que el Gobierno de Rajoy se equivoca mucho si no abre el diálogo de forma inmediata".