El Gobierno responde por escrito a Izquierda Unida que ultima la “nueva modificación” de la ‘Ley antitabaco’

En respuesta a una batería de preguntas parlamentarias presentada por la diputada de IU Isabel Salud, el Ejecutivo señala que las modificaciones previstas, consecuencia de la transposición de una directiva europea, permitirán “dar respuesta a nuevas exigencias y aspectos de mejora en materia de protección de la salud y prevención del tabaquismo”

El Gobierno del PP ha informado a Izquierda Unida que ultima la “nueva modificación” de la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, más conocida como ‘Ley antitabaco’.

En respuesta a una batería de preguntas parlamentarias presentada el 31 de mayo pasado por la diputada de IU Isabel Salud con motivo del ‘Día Mundial sin Tabaco’, el Ejecutivo detalla que esta modificación “permitirá dar respuesta a nuevas exigencias y aspectos de mejora en materia de protección de la salud y prevención del tabaquismo”.

El texto remitido por el Gobierno a Isabel Salud encaja todo ello “como parte del proceso de transposición de la Directiva 2014/40/UE”, para lo cual se ha aprobado ya previamente el Real Decreto 579/2017, de 9 de junio, por el que se regulan determinados aspectos relativos a la fabricación, presentación y comercialización de los productos dl tabaco y los productos relacionados.

Entre la batería de preguntas de la diputada de IU al Ejecutivo -registrada en el Congreso antes de la aprobación del mencionado Real Decreto- se interroga sobre “¿qué balance hace hasta la fecha de las leyes antitabaco en cuanto a su cumplimiento en locales cerrados y terrazas y, en particular, en espacios abiertos en centros públicos sanitarios y educativos?” o “¿cuál ha sido en estos años la reducción de la incidencia del tabaquismo y qué impacto ha tenido en la salud de la población española?”

La respuesta del Gobierno detalla que entre las nuevas medidas articuladas se incluye  “el aumento de las advertencias sanitarias combinadas al 65% de ambas caras, la prohibición de aromas característicos o aditivos como la cafeína, la taurina o vitaminas, y la regulación específica de los cigarrillos electrónicos. Estas medidas contribuirán a disminuir el atractivo de estos productos para los jóvenes, reducir el consumo de tabaco y facilitar la información y la protección de la población”.

“Asimismo -añade-, se trabaja para darle un mayor impulso a la prevención del inicio con las necesarias campañas informativas, especialmente en jóvenes”.

En líneas generales, la respuesta del Ejecutivo a Izquierda Unida valora que “la Ley 28/2005 de 26 de diciembre y, especialmente su modificación con la Ley 42/2010 de 30 de diciembre, supusieron un grave avance en las políticas de prevención y control del tabaquismo, garantizando los espacios libres de humo de forma integral en los lugares cerrados e incluyendo áreas al aire libre de los recintos de parques infantiles, centros docentes y hospitalarios”.

“Globalmente -indica el texto-, se constatan los efectos positivos de esta ley. La exposición al humo ambiental de tabaco se ha reducido drásticamente, en más del 90% en locales de hostelería. Es destacable la buena aceptación de la ley por parte de los ciudadanos”.