Garzón llama “irresponsables” a Rajoy y a Puigdemont por “jugar al perro y al gato con la cuestión territorial” y renueva su apuesta por “una España federal que resuelva los problemas sociales”

El coordinador federal de Izquierda Unida detalla que “la mejor forma de proteger la unidad de España es atendiendo a los problemas políticos desde una concepción política dialogante” para “crear un proyecto de país que pueda seducir a Cataluña”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha calificado de “gobernantes irresponsables” a Mariano Rajoy a Carles Puigdemont porque “están jugando al perro y al gato públicamente con algo tan importante como es la cuestión territorial y el proyecto de país”. Frente a esta situación, Garzón subrayó que la propuesta de IU “se enmarca dentro de un modelo de país para España que sea federal, de encaje territorial y que resuelva los problemas sociales para el conjunto de la ciudadanía y, particularmente, para los trabajadores y las trabajadoras. Creemos que en ese proyecto de país debe de estar incluida Cataluña”.

El máximo responsable de IU convocó a los medios en el Congreso pocas horas después del último plazo dado por el Gobierno del PP al president de la Generalitat para que aclarara por escrito su posición frente a la puesta en marcha ya o no de una declaración unilateral de independencia consecuencia de la consulta llevada a cabo el pasado 1-O y de la posterior respuesta del Ejecutivo. 

“Creemos -resaltó- que la mejor forma de proteger la unidad de España es atendiendo a los problemas políticos desde una concepción política dialogante. Creemos que hay que crear un proyecto de país que pueda seducir a Cataluña. La represión en cualquiera de sus formas lo único que hace es generar más independentistas”. 

Alberto Garzón se mostró especialmente explícito en su valoración de la actuación política que mantienen los dos máximos protagonistas de este grave problema. Reconoció su “absoluta decepción” por la respuesta dada por Puigdemont. “Nos parece un grave error lo que ha hecho con esa carta”, dijo, y explicó que “lo que está transmitiendo es muy problemático porque está amenazando con la declaración unilateral de independencia y esto no ayuda en absoluto”.

A su juicio, “es muy difícil justificar llamadas al diálogo si al mismo tiempo se mantiene esa amenaza a una declaración unilateral de independencia, que no va a contribuir en absoluto a resolver los problemas, sino a empeorarlos”.

“Creemos -valoró- que falta claridad y que sobra esa retórica y esa confusión a la que nos está llevando este intercambio de cartas entre el Estado y el Gobierno de la Generalitat”.

A renglón seguido tachó también de “negativa” la respuesta del Ejecutivo del PP a Puigdemont. “Desgraciadamente vemos al Gobierno de España excesivamente interesado en aplicar el artículo 155 cuando, dentro de las dificultades, tenía también la opción de acogerse a esa no declaración de independencia anunciada en el último párrafo por parte de Puigdemont para intentar iniciar un proceso de diálogo. Creemos que aplicar el 155 va a empeorar las cosas y una situación ya de por sí bastante grave”, detalló.

“En definitiva -resumió-, creemos que la declaración unilateral de independencia será un grave error en el caso de que se llegue a plantear y lo único que hará será dinamitar todo el proceso. La aplicación del 155 tampoco ayudará en absoluto”. 

En medio de esta situación “muy compleja”, Garzón señaló que “no nos extraña, por lo tanto, el cansancio e incluso el miedo que se está generando en parte de la sociedad con estos gobernantes que no están sabiendo afrontar un problema político y encauzarlo políticamente”.

Advirtió también que “nos preocupa la falta de ánimo dialogante de Mariano Rajoy, que ha vuelto a llamar sólo al PSOE y a Ciudadanos, y no al resto de fuerzas políticas del Parlamento. Un proceso de diálogo, incluso en unas circunstancias como éstas, exigiría mayor diálogo con el conjunto de fuerza políticas”.

Sobre el alcance final que tendrá la aplicación del artículo 155 no eludió señalar que “los indicios que tenemos son preocupantes. El Gobierno de Rajoy se está dejando llevar por una línea polémica y muy peligrosa que es la de Ciudadanos de aplicación beligerante frente al problema de Cataluña”.

Recalcó que “estamos abiertos a cualquier tipo de diálogo, pero lo que están haciendo en estos momentos Mariano Rajoy, Pedro Sánchez y Rivera no es dialogar, están cerrando una vía fundamentalmente represiva que no era necesaria”.

Del mismo modo, Garzón no quiso dejar lugar a las interpretaciones interesadas y apuntó que “nosotros somos absolutamente críticos con la hoja de ruta del independentismo y creemos que es errónea en su base y su desarrollo, y lo único que hace es agudizar los problemas. A nosotros siempre nos van a encontrar en el lado del diálogo, de la democracia y de la apertura hacia nuevas formas de país que permitan la unidad de España y satisfacer las necesidades sociales”.