Garzón pregunta al Gobierno cómo va a actuar “ante el aumento de la actividad fascista” tras el nuevo ataque a la sede de IU y el PCE en Alcalá de Henares

Además de esta iniciativa del coordinador federal y portavoz parlamentario, Izquierda Unida estudia y prepara otras actuaciones parlamentarias para tener una constancia más precisa de este tipo de hechos violentos a nivel de todo el territorio del Estado

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha registrado una serie de preguntas dirigidas al Gobierno tras el nuevo ataque que ha sufrido la sede local de esta formación, que también lo es del PCE y de la UJCE, en la localidad madrileña de Alcalá de Henares por parte de un grupo de sujetos neonazis. Entre otras cuestiones concretas sobre este hecho, pregunta “¿qué datos tiene el Gobierno sobre el ataque fascista al Centro Social 13Rosas de Alcalá de Henares?” y “¿qué intervenciones ha llevado a cabo la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid sobre dicho ataque?”

Garzón expone al Ejecutivo el PP que este local, además de ser la sede de las mencionadas organizaciones políticas, “es utilizado a diario por distintos colectivos y organizaciones”, por lo que se le considera “un espacio abierto a la solidaridad y a la construcción colectiva, un referente, junto a otros, de los movimientos sociales de Alcalá de Henares”.

El máximo responsable de IU, con los datos recabados previamente, detalla que “un grupo de entre 6 y 10 nazis, en actitud violenta y amenazante, trató de entrar al local mientras en su interior se desarrollaba una reunión de jóvenes, casi todos menores de edad. Tras golpear la puerta y tratar de abrirla por la fuerza, comenzaron a arrancar toda la cartelería informativa del exterior del escaparate, mientras gritaban soflamas fascistas y amenazaban a las personas allí reunidas. Mantuvieron su actitud violenta hasta poco antes de la llegada de la Policía”.

Esta última acción violenta en Alcalá de Henares se suma a distintos ataques por parte de grupos de extrema derecha que han sufrido distintas sedes de Izquierda Unida en los últimos meses. De ahí que Alberto Garzón plantee también al Ejecutivo en su iniciativa parlamentaria que detalle “¿qué actuaciones está llevando a cabo el Gobierno ante el aumento de la actividad fascista?”.

Además de esta iniciativa ya registrada, Izquierda Unida estudia y prepara otras actuaciones parlamentarias para tener una constancia más precisa de este tipo de hechos violentos a nivel de todo el territorio del Estado.

Por su parte, la asamblea local de IU Alcalá y la agrupación del PCE han denunciado públicamente la “escalada fascista” en esta localidad, que vinculan con grupos ultras muy concretos y perfectamente identificados. Ambas asambleas informaron que tomarán “todas las medidas legales oportunas”, al tiempo que expresaron su rechazo al “fascismo, racismo, LGTBfobia, xenofobia, machismo y cualquier forma o tipo de discriminación”.