Garzón critica a los que buscan convertir el 21D en un “plebiscito” sobre el independentismo y respalda una candidatura con un “proyecto de país en positivo” que no olvida las “cuestiones sociales”

El coordinador federal de Izquierda Unida explica que “no queremos que en estas elecciones se hable sólo de bloques”, sino que se pueda articular un “eje social” que defienda aquellos temas sociales con los que se puedan “identificar las clases populares tanto de Cataluña como del resto de España”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, se ha mostrado hoy “muy en desacuerdo” con que determinadas formaciones pretendan convertir las próximas elecciones catalanas del 21D en un simple “plebiscito” sobre independentismo o no en este territorio, mientras sacan del debate los temas sociales, que son los que afectan a la vida diaria de la mayoría social.“Estamos preparando el terreno -ha explicado- para que no se pueda hablar sólo de bloque independentista o no independentista, sino de cuestiones sociales”.

En una rueda de prensa ofrecida hoy junto a la responsable federal de Estrategias para el Conflicto, Sira Rego, Garzón mostró también la “determinación” para que Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), la fuerza hermana que representa a Izquierda Unida en Cataluña, “participe de forma activa” en una repetición de la coalición de izquierdas que ya se dio en los anteriores comicios junto a Catalunya en Comú, Podem e ICV.

Dio por hecho que esta candidatura contará como cabeza de lista con un candidato “magnífico” como el hasta ahora diputado en el Congreso Xavier Domènech.

En este contexto, el máximo responsable de IU incidió en reprochar que diversos partidos intenten que las elecciones del 21D se desarrollen únicamente con el ‘monotema’ independentista. Contrapuso a ello la oportunidad de articular un “eje social” con el cual plantear una “Cataluña con más autogobierno dentro de una España plural y diversa, que pueda cristalizar en un gobierno de izquierdas”.

“No queremos que en estas elecciones se hable sólo de bloques, sino de cuestiones sociales con las que se puedan identificar las clases populares tanto de Cataluña como del resto de España”, comentó.

Reconoció, no obstante, que en estos comicios de diciembre “puede pasar casi cualquier cosa”, aunque es muy importante que la candidatura que concurra finalmente muestre con claridad un “proyecto de país en positivo”, que refleje un “modo amplio de entender la diversidad” y defienda un modelo de Estado “federal y republicano”, así como el rechazo compartido tanto a la declaración de independencia como a la “represión” y a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Preguntado por la dimisión de Albano Dante Fachin como líder de Podem en Cataluña producida minutos antes, Garzón indicó que tiene “mucha estima y buen trato personal” con él, y que “respeta” su decisión, todo ello dejando claro que sin pretender inmiscuirse en “cuestiones internas” de otros partidos.

Señaló también que esta dimisión no afectará las aspiraciones electorales de la candidatura que defenderá IU y que a partir de ahora se abre un “proceso de clarificación” en el que no cabe “ni el independentismo ni las medidas represivas”.

Sobre la situación judicial en Bélgica del ex presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, se mostró “sorprendido” por la “asimetría” evidenciada por las distintas instancias judiciales en este caso. Aseguró que “algo no ha funcionado bien en la justicia” cuando “la justicia belga deja a Puigdemont en libertad, el Tribunal Supremo da a los investigados una semana de prórroga, mientras la Audiencia Nacional actúa como punta de lanza de la parte más reaccionaria de nuestro país”.