IU exige que el Congreso e Interior hagan públicos nuevos documentos que arrojan luz sobre el asesinato de García Caparrós para “levantar así el velo de silencio” impuesto durante 40 años

Eva García Sempere, diputada por Málaga a quien se autorizó por primera vez un acceso restringido a la documentación guardada celosamente en la Cámara Baja cuatro décadas, reconoce que “no estamos contentos” con los permisos concedidos hasta ahora, ya que “hay informes del Ministerio de la Gobernación (actual Interior), de la Policía, que hablan muy pronto, apenas 10 días después del 4 de diciembre de 1977, de que fue la Policía la que disparó e hirió mortalmente a García Caparrós”

Izquierda Unida prosigue su complicada labor en el Congreso de los Diputados para que se conozcan todos los detalles del trabajo realizado en la comisión parlamentaria de investigación, que han permanecido secretos durante 40 años, sobre el asesinato el 4 de diciembre de 1977 en las calles de Málaga del joven Manuel José García Caparrós durante una manifestación a favor del Estatuto de Andalucía.

La diputada de IU por Málaga, Eva García Sempere, a quien la Mesa del Congreso permitió por primera vez hace unas semanas un acceso restringido a la documentación guardada celosamente en la Cámara Baja, ha explicado hoy que solicitará tanto al Ministerio del Interior como a la Mesa del Congreso que hagan públicos diversos informes y documentos en los que, entre otras cuestiones, se constata que “fue la Policía la que disparó e hirió mortalmente a García Caparrós”.

Aseguró que eso “es lo que está demandando la familia, saber qué pasó, tener por fin una explicación, aunque era un secreto a voces, pero nunca se había conseguido saber la verdad”. Opinó que es la única forma de conseguir que “se levante ese velo de silencio” que rodea a este crimen cuando está a punto de cumplirse su 40 aniversario.

García Sempere explicó en una rueda de prensa en el Congreso que “después de muchos años de solicitudes a la Mesa del Congreso, Izquierda Unida consiguió poder tener acceso a las actas y los documentos secretos de la comisión de investigación que se constituyó en el Congreso pocos meses después de esta muerte”, eso sí, de forma restringida.

No obstante, advirtió de que “nosotros no estamos contentos. Sabemos que ahí hay actas, hay documentos e informes que deben ser conocidos por la ciudadanía y que esto no va a violar la Ley de Patrimonio. Esta ley sólo afecta a las actas relativas a las personas que se acercaron a la comisión de encuesta (nombre que se daba antes a las comisiones de investigación parlamentaria), cuando tuvo los trabajos en Málaga, para dar cuenta de lo que habían visto y habían sido testigos en la manifestación del 4 de diciembre”, donde García Caparrós fue asesinado.

“Hay informes -detalló- del Ministerio de la Gobernación (actual Ministerio del Interior), informes de la Policía, que hablan muy pronto, apenas 10 días después de ese 4 de diciembre, de que fue la Policía la que disparó e hirió mortalmente a García Caparrós”.

García Sempere señaló que “nosotros creemos que en esos informes no hay ningún nombre que deba ser anónimo. Estamos hablando de documentos oficiales y de personas que en aquel momento eran responsables políticos o policiales, no de ciudadanos que podrían ver vulnerada su intimidad”.

La parlamentaria insistió en que “desde Izquierda Unida, siguiendo con los trabajos que estamos haciendo para que se levante ese velo de silencio, vamos a solicitar a Interior que nos haga llegar esos informes, pero también que sean públicos los informes de la Ponencia (de la comisión de investigación del Congreso) que hablaban de la bala perdida de un policía que había herido mortalmente a García Caparrós y que después no se tuvo en cuenta en las conclusiones finales del informe. Deben ser públicos porque los únicos nombres que hay detrás son los de los diputados de esa comisión”.

La diputada de IU por Málaga recordó, a su vez, que la Junta de Andalucía también solicitó “a través de su presidenta” poder acceder a la documentación del Congreso, “pero la Mesa le ha negado este acceso en los términos que ella planteaba y se lo han autorizado en los mismos términos que a Izquierda Unida. Es decir, podrá venir una persona delegada por parte de la Junta de Andalucía a ver las actas en el propio archivo”.

Eva García Sempere reconoció que “a nosotros nos hubiese gustado comparecer en el Parlamento andaluz, tal y como solicitó Antonio Maíllo desde nuestro grupo parlamentario allí”, aunque destacó también que “pero parece que no hay interés”, en alusión a determinadas maniobras políticas para impedirlo. Indicó que “sabíamos que les iban a dar el mismo acceso a los archivos que nos dieron a nosotros, porque se está sujeto a la misma ley, ya se sea presidenta de la Junta de Andalucía o una diputada rasa por Málaga”.

Por otra parte la diputada andaluza adelantó también que, en el marco del grupo confederal de Unidos Podemos, ella trabaja ya para elaborar un texto que sirva para que el Congreso apruebe una declaración institucional la próxima semana, coincidiendo con el 40 aniversario de estos hechos, en la que se reconozca la decisión “del pueblo andaluz de salir a la calle para ganarse el derecho a su autonomía, a pesar de los intentos para negársela”, y para reconocer “a la ciudadanía que marcó su propio destino”.