IU reivindica en el Día Mundial contra el VIH/SIDA la “defensa de una sanidad pública y gratuita” en esta materia, y exige un “Pacto de Estado que garantice una respuesta eficaz”

El Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS-IU) expone en su Manifiesto la necesidad “imprescindible de diseñar e implementar políticas públicas que informen sobre el VIH/SIDA y deconstruyan estereotipos y prejuicios en esta materia, especialmente en el ámbito educativo a través del desarrollo de una educación sexual integral”

Izquierda Unida, a través de su Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual  (ALEAS-IU) ha lanzado hoy su tradicional Manifiesto con motivo del 1 de Diciembre, Día Mundial contra el VIH/SIDA, en el que se suma a las distintas convocatorias de los movimientos sociales y plantea esta importante jornada como un momento de “denuncia y lucha”.

Esta formación incide especialmente en la “defensa de un sistema sanitario público, gratuito, universal y de calidad como vía para garantizar una respuesta eficaz ante el VIH/SIDA”.

ALEAS-IU plantea que “profundizar las acciones de prevención y diagnóstico temprano, como el desarrollo de campañas de sensibilización y la extensión de la prueba rápida, continúa siendo el gran reto de las administraciones públicas en materia de VIH/SIDA”.

Reclama al Ejecutivo del Partido Popular que “trabaje de forma responsable para cumplir el objetivo propuesto por la ONU en esta materia: que en 2020 el 90% de las personas que viven con VIH conozcan su estado serológico, que el 90% de las personas diagnosticadas reciban terapia antirretroviral continuada y que el 90% de las personas que reciben terapia antirretroviral tengan supresión viral”.

El área LGBTI de IU considera “imprescindible diseñar e implementar políticas públicas que informen sobre el VIH/SIDA y deconstruyan estereotipos y prejuicios en esta materia, especialmente en el ámbito educativo a través del desarrollo de una educación sexual integral”.

Propone también “políticas que enfrenten la discriminación y el estigma (serofobia) que todavía experimentan las personas viviendo con VIH, en ámbitos como la salud y el empleo”. En este ámbito concreto, desde ALEAS-IU se reclama “que el SIDA deje de ser considerada una enfermedad infecto-contagiosa cuando, en realidad, se trata de una enfermedad infecto-transmisible”. Y, derivado de ello, “se eliminen las exclusiones existentes para que las personas que viven con VIH puedan acceder a ciertos empleos públicos a través de oposiciones y se erradiquen las barreras que se mantienen, en algunos casos, para impedir el acceso de este colectivo a centros deportivos, residencias, balnearios, etc”.

Además, ALEAS-IU demanda “un mayor respaldo desde las instituciones públicas a las organizaciones sociales que trabajan en la prevención del VIH/SIDA y la ampliación de espacios de articulación que permitan diseñar estrategias concertadas entre el Estado y la sociedad civil para fortalecer la respuesta ante el VIH/SIDA”.

Junto a todo ello, se insta al Gobierno de Mariano Rajoy a que “incluya la prevención y la atención del VIH/SIDA como línea de trabajo en la cooperación internacional para el desarrollo, a través de la AECID, contribuyendo solidariamente a la lucha contra el VIH/SIDA en otros países del mundo que registran elevadas tasas de incidencia”.

En este contexto, la portavoz de ALEAS-IU, Vanessa Angustia, señala que “el Gobierno del PP no puede comprometerse con políticas que prevengan y atiendan el VIH cuando privatiza y recorta la sanidad pública y protege los intereses de las multinacionales farmacéuticas”.

En su opinión, “no basta con transmitir respeto como propone el Ministerio de Sanidad, urge un compromiso público, firme y coherente que desarrolle y profundice el contenido del Plan Nacional sobre VIH con la financiación necesaria. Exigimos la firma de un verdadero Pacto de Estado que garantice una respuesta integral y eficaz ante el VIH/SIDA a partir de la defensa de la sanidad pública y de calidad, y de los derechos fundamentales de las personas que viven con VIH”.