IU reclama que Zoido explique en el Congreso las tres muertes en una semana de porteadores/as de Marruecos en los pasos fronterizos con Melilla y Ceuta

El portavoz parlamentario de IU, Alberto Garzón, y la diputada Eva García Sempere firman la petición de comparecencia del ministro del Interior después de que un trabajador falleciera hoy tras varias horas ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla después de quedar atrapado por una avalancha humana entre las rejas y el torno de acceso en la frontera con Melilla

Izquierda Unida, a través de su portavoz parlamentario y de su diputada por Málaga, Alberto Garzón y Eva García Sempere, respectivamente, ha registrado esta tarde la petición de comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en la comisión homónima del Congreso para que explique las tres trágicas muertes -la última de ellas producida hoy mismo- de personas que realizan trabajos transfronterizos porteando mercancías entre Ceuta, Melilla y el territorio marroquí.

Un hombre de origen marroquí falleció a última hora de esta mañana después de permanecer varias horas ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Comarcal de Melilla tras ser una de las numerosas personas que quedaron atrapados entre las rejas y el torno de acceso desde territorio marroquí a Melilla después de que alrededor de las 07.20 horas se produjera una fuerte avalancha que afectó a centenares de personas.

Se da la circunstancia de que el pasado lunes, día 15, murieron dos mujeres porteadoras, además de otra trabajadora y un agente marroquí que resultaron heridos, tras otra avalancha producida en la frontera del Tarajal con Ceuta, también en el lado marroquí del puesto fronterizo.

Estas tres muertes en tan solo una semana se suman a las de las cuatro mujeres marroquíes que perdieron la vida en 2017 aplastadas en avalanchas similares en las inmediaciones de la frontera ceutí.

En la petición de comparecencia de Zoido registrada hoy se recuerda que estas tres últimas muertes han ocurrido después de que el Congreso aprobara el pasado mes de junio una proposición no de ley “instando al Gobierno a tomar una serie de medidas efectivas para evitar las avalanchas en los tornos y frente a la valla que provocan estas muertes”.

Eva García Sempere ha criticado ya la “insuficiente implicación” tanto del Gobierno del PP como de las autoridades de Marruecos “a la hora de acordar medidas efectivas y poner en práctica las propuestas sobre seguridad y de toda índole existentes para cortar de raíz el grave peligro que acecha a las personas que realizan estos trabajos porteando mercancías”.

Izquierda Unida recuerda que no sólo las organizaciones de derechos humanos, sino también desde la Policía Nacional -a través de un informe dirigido a la Delegación del Gobierno-, se ha alertado al Ejecutivo del PP de fotrma reiterada de los graves riesgos que suponen para estos/as trabajadores/as las aglomeraciones y las avalanchas, además de advertir de que se podían repetir las muertes, como desgraciadamente ha sucedido.

Esta misma tarde el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Melilla, Jesús Ruiz Barranco, ha declarado que ‘la muerte hoy de un porteador en las frontera de Melilla es una losa muy pesada’ para el delegado del Gobierno, Abdelamalik Barkani, a quien ha pedido ‘asumir la responsabilidad de la misma ante la ineficacia de la gestión’ fronteriza.

Ruiz Barranco ha preguntado también por qué el delegado del Gobierno ‘no quiere reconocer el desastre de la gestión de las fronteras que ha dilapidado los pocos recursos humanos policiales de la Jefatura Superior de Policía, para beneficio de un comercio caciquil que provoca sufrimientos’. En su opinión, ‘la culpa no es sólo de Marruecos, hay que compartirla porque la frontera es de dos’.

Mientras tanto, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, se ha despachado también esta tarde con una más de sus habituales salidas de tono y de ocultación de cualquier tipo de responsabilidad política hacia el Gobierno de Mariano Rajoy al señalar de forma tan irresponsable como taxativa que ‘Marruecos tiene que poner orden. Marruecos tiene la culpa. Marruecos es responsable’, al tiempo que calificaba como ‘falsedades’ cualquier crítica a la labor del Ejecutivo español por estas muertes.