ALEAS-IU exige a la jueza Elósegui que “rectifique y pida disculpas públicas” por sus declaraciones contra las mujeres y las personas LGTBI

La portavoz del Área federal de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual, Vanessa Angustia, exige al Gobierno del PP que “clarifique el desarrollo del proceso de elección” para el nombramiento de la magistrada y llama a “estar vigilantes sobre su trabajo y declaraciones” en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo

Izquierda Unida, a través de su Área federal de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS-IU), expresa su profunda preocupación por la elección de María Elósegui, catedrática de Filosofía del Derecho en la Universidad de Zaragoza, como jueza española en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo para los próximos nueve años.

Aunque IU “celebra” que por primera vez en la historia de nuestro país una mujer represente al Estado español en el TEDH, alerta de que “esto no es suficiente. Esta magistrada presenta un controvertido historial de declaraciones públicas que cuestionan los derechos humanos de varios colectivos sociales, como las mujeres y las personas LGTBI, lo que la invalida para defender y garantizar adecuadamente los derechos humanos de toda la ciudadanía, sin prejuicios ni discriminaciones”.

ALEAS-IU exige a Elósegui que “rectifique y pida disculpas públicas” a los colectivos sociales que han podido verse afectados por sus declaraciones, además de “asumir un compromiso firme y claro con la defensa de los derechos de las mujeres y de las personas LGTBI”.

Esta formación recuerda que algunas de sus polémicas opiniones llegan a justificar la “patologización de la homosexualidad y la transexualidad, y el rechazó del aborto y de la píldora del día después, desconociendo e ignorando la normativa española y europea vigente”.

Para Vanessa Angustia, portavoz de ALEAS-IU, “nuestro país está a la vanguardia mundial del reconocimiento de los derechos de las personas LGTBI. Una magistrada no comprometida con la defensa de estos avances legales que hacen del nuestro un país más diverso, libre e igualitario no puede ostentar nuestra representación en un organismo fundamental en este ámbito como es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

De igual forma, exige al Gobierno del PP que “clarifique el desarrollo del proceso de elección de esta magistrada”, así como los criterios utilizados para incluirla en la terna de candidatas y candidatos presentada al Consejo de Europa”.

ALEAS-IU llama a la sociedad civil española y europea, y en concreto a los movimientos feministas y LGTBI, a que “estén vigilantes sobre el trabajo y las declaraciones de la magistrada” que va a representar al Estado español en el máximo tribunal europeo para la protección y defensa de los derechos humanos.