IU se reúne con asociaciones y colectivos que defienden derechos fundamentales para avanzar en su iniciativa parlamentaria para proteger de forma urgente la libertad de expresión

Los/as portavoces presentes se comprometen a intercambiar en los próximos días textos concretos para conseguir una proposición de ley los más ágil y precisa para que supere todos los trámites en el Congreso

Izquierda Unida ha mantenido hoy una reunión técnica en dependencias parlamentarias con representantes de distintas asociaciones y plataformas de defensa de derechos fundamentales, así como asociaciones de carácter profesional. El objetivo principal ha sido intercambiar puntos de vista en el proceso de redacción de la ambiciosa proposición de ley para proteger de forma urgente la libertad de expresión que prepara IU, cada vez más necesaria ante el recrudecimiento de la involución a la que han conducido las políticas de recorte de libertades impuestas por el Gobierno del PP.

Alberto Garzón se encargó de presentar en el Congreso hace justo una semana las líneas fundamentales de esta iniciativa que impulsa IU en el marco del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos. En su explicación ante los medios, señaló también que para este trabajo se iba a contar con la opinión y colaboración directa de los sectores y grupos implicados en defender la libertad de expresión en nuestro país, de ahí el encuentro de esta mañana.

Entre las asociaciones y colectivos que han acudido están Juezas y Jueces para la Democracia, Amnistía Internacional, No somos delito, Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), Rights International Spain y Asociación Libre de Abogados y Abogadas (ALA).

Izquierda Unida valora con satisfacción la “buena acogida” que han mostrado los/as representantes de estas asociaciones y colectivos a la propuesta, siempre dentro del respeto mutuo a la absoluta independencia en el trabajo y las opiniones de todas las partes.

Todos/as los/as portavoces presentes se han comprometido a intercambiar en los próximos días textos concretos para avanzar en la redacción definitiva del articulado de la proposición de ley. Han coincidido que estas propuestas deben ser los más concretas posibles para permitir que la iniciativa parlamentaria cuente con una redacción lo más ágil y precisa posible para su aprobación por el resto de grupos parlamentarios.

Por parte de IU se incidió en la “preocupación” por el retroceso y el recorte en el ejercicio de derechos fundamentales. Por eso la necesidad de que, además de protestar, se establezcan los mecanismos necesarios para corregirlo.

También se explicó que desde la derecha política y desde un sector ultraconservador de la judicatura se está recurriendo al respaldo o utilización de determinados artículos del Código Penal para justificar este ataque a las libertades, artículos que Garzón ya tachó en su día de “ambiguos y obsoletos”.

A la hora de su repaso técnico en la reunión se incidió en el efecto que para la criminalización de conductas acarrean -de ahí que se plantee su derogación- artículos como el 525, que tipifica delitos contra los sentimientos religiosos; el 490.3, sobre injurias a la Corona; el 543, sobre ultrajes a la patria y el 504, sobre injurias a miembros del Gobierno y de otros órganos e instituciones.

Izquierda Unida entiende también que se hace un “uso arbitrario” del delito de enaltecimiento del terrorismo que recoge el artículo 578, el mismo que a día de hoy genera la paradoja de que, tras ser aprobado hace casi 17 años, apenas se utilizó hasta que ETA declaró el cese de la violencia (2011), generando ahora más condenas que en todos estos años.