Izquierda Unida se solidariza y pide la absolución de los tres bomberos de PROEM-AID encausados en Grecia por salvar vidas en el Mediterráneo

La Comisión Colegiada de IU advierte a los máximos responsables de los países de la Unión Europea que “es inaceptable que ningún Estado europeo criminalice a quienes de forma altruista están salvando vidas y realizando las funciones que precisamente deberían realizar los gobiernos europeos”

Izquierda Unida muestra todo su “apoyo y solidaridad” a los bomberos Quique Rodríguez, Julio Latorre y Manuel Blanco, injustamente encausados en un proceso judicial en Grecia por realizar, a través de la ONG  PROEM-AID, tareas de rescate de personas en grave riesgo en el Mediterráneo en el marco de la crisis de refugiados/as.

La Comisión Colegiada de IU recuerda en un comunicado que “el hecho concreto que se les atribuye se produjo el 14 de enero de 2016 en la isla griega de Lesbos, cuando reciben un aviso y salen al mar junto a dos activistas daneses de la ONG TEAM HUMANITY. A pesar de la enorme tarea que supone colaborar desinteresadamente en este tipo de acciones, a su regreso a tierra son interceptados y detenidos por la guardia costera helena, acusándoles de un delito de tráfico ilegal de personas en grado de tentativa”.

Fueron retenidos durante 72 horas y obligados a poner un depósito de 15.000 euros a la espera de la celebración del juicio, cuya fecha está fijada para el próximo 7 de mayo en Grecia.

IU reivindica su “absolución”, ya que “es inaceptable que ningún Estado europeo criminalice a quienes de forma altruista están salvando vidas y realizando las funciones que precisamente deberían realizar los gobiernos europeos”.

Además, esta formación solicita a los países miembros de la Unión Europea que respeten “el Derecho internacional, la Convención de Ginebra de 1951 y el Derecho del Mar, así como la modificación de la directiva europea (090/2002, de Facilitación) para que cumplan adecuadamente con el protocolo de la ONU contra el tráfico ilícito de migrantes y, en este sentido respeten la exención de criminalización para aquellos que prestan asistencia humanitaria”.

Izquierda Unida desea expresar también su “total apoyo y solidaridad a todas las personas defensoras de los Derechos Humanos, que tanto en nuestro país como fuera de nuestras fronteras luchan desinteresadamente por salvar vidas. No son delincuentes, son héroes y heroínas”.