IU exige el “cese inmediato” de la responsable de Comunicación del Gobierno de Rajoy “en el caso de que mantengan un mínimo de decencia política”

Alberto Garzón y Ricardo Sixto estiman que “no caben medias tintas” tras hacerse públicos los insultos de la secretaria de Estado a los pensionistas, ya que “sus palabras reflejan lo que realmente opinan y el estado de ánimo de al menos un sector importante del Ejecutivo y de la dirección del PP sobre todo aquel que critica sus políticas”

El portavoz parlamentario y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, junto al diputado de esta misma formación Ricardo Sixto han exigido hoy el “cese inmediato” de la secretaria de Estado de Comunicación y persona de la absoluta confianza de Mariano Rajoy, Carmen Martínez Castro. Consideran que “en el caso de que este Gobierno y su presidente mantengan un mínimo de decencia política esta persona no debería seguir ni un minuto más en un cargo, además, con unas características tan determinadas”.

Según se pudo escuchar a través de un micrófono abierto a su llegada al Ayuntamiento de Alicante el pasado viernes acompañando a Rajoy, Martínez Castro indicó textualmente a un dirigente del PP local sobre un grupo de personas mayores que pitaban al presidente del Gobierno: “!Qué ganas de hacerles un corte de mangas de cojones y decirles ¡Pues os jodéis!”

Garzón estima que “no caben medias tintas. Los insultos son tan graves que dejan en un segundo plano si se trata de una conversación privada o no. Lo que queda claro es que estas palabras de nada menos que la secretaria de Estado de Comunicación reflejan lo que realmente opinan y el estado de ánimo de al menos un sector importante del Ejecutivo y de los dirigentes del PP sobre todo aquel que critica sus políticas”.

A su juicio, “este caso concreto es aún más grave al dirigir los improperios no contra un rival político, lo que también estaría mal, sino contra un grupo de personas mayores que manifestaban de forma explícita pero pacífica su opinión sobre un tema que les afecta directamente”.

Sixto, además, señala que “si los intolerables insultos iniciales ya merecen el cese inmediato de esta persona, no lo son menos sus ‘explicaciones’ radiofónicas de hoy. Que trate de zanjar lo ocurrido diciendo que era un ‘comentario jocoso con un amigo’ y acabar asegurando que ‘lo mejor que puedo hacer no es explicar, porque no tiene sentido, sino pedir disculpas y santas pascuas’, ilustran perfectamente el talante personal y político de esta alto cargo del Gobierno del PP”.

El parlamentario de IU recuerda que “llueve sobre mojado sobre las valoraciones del PP de colectivos especialmente vulnerables, como ahora con los pensionistas. Aún recordamos el ‘¡Que se jodan!’ que dedicó en 2012 Andrea Fabra, diputada del País Valencià e hija del condenado por fraude fiscal, Carlos Fabra, cuando el Gobierno de su partido aprobada en el Congreso nuevos recortes a los parados”.