IU registra una iniciativa para frenar el expediente de regulación de empleo extintivo de Gestipack, subcontrata que estorba a la multinacional DHL en Ontígola (Toledo)

La diputada Eva García Sempere se reúne con representantes de las más de 60 trabajadoras que se pretende dejar en la calle y firma una proposición no de ley que insta al nuevo Gobierno del PSOE a “promover un acuerdo que permita la readmisión de la plantilla despedida y el cumplimiento de los derechos laborales”

Izquierda Unida ha registrado una iniciativa parlamentaria a través de su diputada Eva García Sempere con el preciso objetivo de frenar el expediente de regulación de empleo extintivo que este mismo mes de junio amenaza a todas/os las/os trabajadoras/es de la empresa Gestipack, subcontratada por la multinacional alemana de logística DHL y dedicada al manipulado de mercancías en Ontígola (Toledo).

La proposición no de ley de IU insta al nuevo Gobierno del PSOE a “promover un acuerdo que permita la readmisión de la plantilla de Gestipack despedida y el cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras”. En este mes está previsto el despido de 62 trabajadoras y dos trabajadores, que se sumarán a las 22 empleadas de las que esta misma empresa ya se desprendió recientemente.

García Sempere se ha reunido con portavoces de sus trabajadoras en dependencias parlamentarias. La diputada les trasladó en esta cita “todo el respaldo de nuestra formación ante sus justas reivindicaciones”, además de la intención de “plasmar esas demandas en iniciativas parlamentarias concretas que trasladaremos a todas las instituciones pertinentes”, como ocurre ya con esta proposición no de ley, que se completa con una pregunta parlamentaria escrita para recabar aún más información sobre este grave caso.

Izquierda Unida ha llevado también ya este tema al Parlamento Europeo, donde la eurodiputada de esta formación Paloma López dio cuenta más que suficiente de las prácticas laborales que impone la multinacional DHL.

Eva García Sempere, por su parte, recuerda que “Gestipack pagaba a sus trabajadoras, con una antigüedad de casi 20 años, salarios por debajo de convenio. Nos encontramos así con trabajadoras que cobraban el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y percibían entre 200 y 300 euros menos de lo que establece el convenio correspondiente en la provincia de Toledo”.

El sindicato CC.OO de Toledo, con representación en el comité de empresa, denunció la situación a Inspección de Trabajo, que sancionó a Gestipack, le ordenó cumplir el convenio y saldar sus deudas con la Seguridad Social y con sus empleadas. DHL decidió entonces cambiar de contrata y Gestipack despidió a toda la plantilla, mientras la multinacional alemana miraba para otro lado pese a que trabajaban en su propia sede de Ontígola.

La proposición no de ley plantea que el Congreso de los Diputados manifieste “su solidaridad y apoyo a las trabajadoras despedidas” pero, y no menos importante, insta también al nuevo Ejecutivo socialista a que reforme “nuestro marco laboral para evitar situaciones de discriminación salarial y laboral hacia las mujeres, y a derogar las medidas de las contrarreformas laborales que han provocado recortes en los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y facilitado y abaratado el despido”.

García Sempere denuncia que la actitud de la empresa Gestipack “es un síntoma más del estado en que se encuentran las relaciones laborales tras las reformas llevadas a cabo. Es un ejemplo, además, de la discriminación laboral y salarial que sufren las mujeres en nuestro país y de la brecha de género que hay que erradicar del mercado de trabajo”.

“En este caso concreto -advierte con contundencia- la multinacional alemana de paquetería y logística se ha desentendido por completo de la problemática laboral que ha causado con sus decisiones, además de negarse a garantizar la subrogación de todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras”.

Esta no es la primera vez que DHL o sus subcontratas recurren a estas prácticas de despidos masivos de personal cuando sus resultados económicos no son los esperados. En 1990 fueron despedidos 21 trabajadores y trabajadoras de la empresa con sede en Madrid por iniciar una jornada de huelga para presionar a la empresa a sentarse a negociar un convenio colectivo.

En 2008, DHL Deutsche Post recortó 9.500 empleos adicionales en su filial DHL Express en EEUU, a los que hay que se sumaron los, aproximadamente, 5.400 despidos realizados desde principios del año.

En 2015, DHL comunicó a la representación de los trabajadores y trabajadoras que la intención era que a comienzos de 2016 ya no existiese el centro DHL Supply Chain en Valdemoro. Esa decisión afectó a las cerca de 70 trabajadoras y trabajadores de la planta, mientras se justificó el cierre por el traslado de los clientes y el deseo de centrarse en otros centros.

“Sin embargo -denuncia García Sempere-, el verdadero motivo de estas actuaciones, como también ocurre ahora en Ontígola, no es otro que aprovechar estas situaciones para bajar salarios y recortar derechos laborales”.