Enrique Santiago traslada a Junqueras y Romeva en Estremera la necesidad de “incrementar el diálogo entre todas las partes para solucionar el conflicto catalán”

El responsable federal de Justicia de Izquierda Unida y secretario general del PCE mantiene en esta cárcel madrileña un encuentro de dos horas con los dirigentes catalanes, junto al letrado Juan Moreno, en el que intercambian puntos de vista sobre el “peligro” que supone que “el Supremo consolide la construcción de una doctrina que equipara con rebelión cualquier movilización popular que reivindique medidas contrarias a lo que recogen las leyes, como reivindicar un Estado republicano u oponerse al artículo 135 de la Constitución”

El responsable federal de Justicia de Izquierda Unida, Enrique Santiago, ha realizado esta mañana una visita a los dirigentes catalanes Oriol Junqueras y Raül Romeva, ex vicepresidente y ex conceller de la Generalitat, en prisión preventiva en la cárcel madrileña de Estremera desde hace meses por orden del Tribunal Supremo. Santiago, al que acompañaba el abogado Juan Moreno, integrante del equipo jurídico de IU, califica el encuentro mantenido durante cerca de dos horas con ambos políticos de “positivo y provechoso, dadas las circunstancias en las que se produce”.

El dirigente federal de IU y también secretario general del PCE resume que entre los temas tratados en este encuentro conjunto han estado “trasladarles de primera mano y personalmente, como no podía ser de otra forma, nuestro firme rechazo a que se mantenga por más tiempo su situación de prisión a la espera de juicio. Entendemos que están inmersos en una causa derivada de sus actuaciones políticas, que responde a un conflicto político cuya solución pasa principalmente por el incremento del diálogo político entre todas las partes implicadas, no únicamente por las actuaciones judiciales”.

“Hemos intercambiado también puntos de vista -expone Enrique Santiago- sobre la nueva situación política generada a partir del triunfo de la moción de censura y el consiguiente cambio de Gobierno y, en especial, sobre las expectativas que se pueden abrir para buscar la solución política que el conflicto en Cataluña precisa”.

Santiago destaca que “desde nuestra perspectiva política, hemos expuesto a nuestros interlocutores la necesidad de trabajar conjuntamente desde las fuerzas políticas de izquierda de todo el Estado para mejorar de forma decidida las condiciones de vida de toda la población, así como en la una defensa  activa de los derechos sociales”.

Oriol Junqueras y Raül Romeva están acusados y en prisión, entre otros, por un supuesto delito de rebelión. De ahí que en la conversación se haya tratado también el “peligro” que supone que “se pueda consolidar la construcción de una doctrina por parte del Tribunal Supremo que equipara con rebelión cualquier movilización popular que reivindique medidas contrarias a lo que actualmente recogen las leyes, como puede ser por ejemplo reivindicar un Estado republicano u oponerse al artículo 135 de la Constitución”, detalla Enrique Santiago.

“De seguirse pon esta línea -apunta el responsable federal de Justicia de IU-, con esta doctrina que busca afianzar el Supremo sobre la rebelión se podría procesar también a cuenta de este grave delito a los organizadores de movilizaciones que reivindiquen el cambio de la Monarquía por la República en el Estado español”.

En la conversación que han mantenido con los dirigentes catalanes presos, ambos interlocutores de Izquierda Unida les mostraron también el respaldo de esta formación a cualquier actuación que facilite su acercamiento y el del resto de detenidos y detenidas en esta causa a las cárceles catalanas, conforme a lo que establece la legislación penitenciaria actualmente en vigor.