IU reclama al Gobierno que explique si “considera acorde y necesario en estos tiempos” que se obligue a las mujeres a llevar falda y a no tener tatuajes para poder ser militares

La diputada y portavoz en el Congreso en temas de Igualdad, Eva García Sempere, registra una iniciativa a raíz del caso de la psicóloga madrileña Estela Martín, que fue rechazada en unas pruebas de selección para oficial del Cuerpo Militar de Sanidad por tener un tatuaje en el empeine

Izquierda Unida, a través de su diputada y portavoz en el Congreso en temas de Igualdad, Eva García Sempere, ha registrado una iniciativa para que el Gobierno se pronuncie sobre si “¿considera acorde a los tiempos que corren y necesario para el correcto funcionamiento de las Fuerzas Armadas mantener normas de uniformidad que obliguen al uso de falda por parte de las mujeres y eliminar a mujeres en pruebas de selección por la presencia de tatuajes?”

García Sempere plantea esta cuestión al Ejecutivo del PSOE para que responda por escrito a raíz del caso de la psicóloga madrileña Estela Martín, quien se presentó a las pruebas de selección para la oposición a oficial del Cuerpo Militar de Sanidad. Esta candidata fue eliminada por el tribunal en la prueba de natación cuando se descubrió que llevaba un pequeño tatuaje en el empeine. Distintas informaciones indican que lo mismo ocurrió con otra candidata en el mismo proceso de selección, no así con dos hombres que lucían tatuajes de mucho mayor tamaño.

La parlamentaria de Izquierda Unida valora que, ante este tipo de hechos, “parece imprescindible exigir que se respete la obligación de velar por el estricto cumplimiento del principio de igualdad de oportunidades entre ambos sexos, que es preceptivo de los órganos de selección del Ejército”.

“Debe revisarse -añade- la eliminación de estas pruebas de Estela Martín y de otras mujeres que se hayan visto en las mismas circunstancias”, todo ello al margen del rechazo ya manifestado al recurso inicial que presentó la afectada mencionada.

Frente a los argumentos parciales esgrimidos por los responsables de la convocatoria sobre que dentro de los modelos de uniforme del Ejército se incluye la falda para las mujeres. García Sempere recuerda que “la normativa prevé que el uso de falda o pantalón es potestativo de las militares y solo cuando portan uniforme de etiqueta deben vestir falda, pero con medias negras, por lo que un tatuaje en el pie quedaría en todo caso cubierto”.