Garzón critica a Sánchez su “actitud continuista” al “proteger a los poderosos y a la monarquía corrupta” y advierte de que se sitúa “en el lado equivocado”

•  El coordinador federal de Izquierda Unida afirma al inicio de la Asamblea por un Nuevo Modelo Organizativo y Estatutos de IU que “creo que aquellos que, como el Gobierno, defienden la monarquía creyendo que defienden a España se equivocan, sobre todo cuando está involucrada en actividades que para cualquier otro serían ilegales”

•  Plantea que frente a esta realidad del Ejecutivo del PSOE, sobre la que ellos mismos “deberían reflexionar”, IU representa “una nueva oposición de izquierda”, que se concreta en iniciativas tan claras como la comisión de investigación que impulsa sobre las presuntas actividades irregulares de Juan Carlos de Borbón

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha lamentado hoy la “actitud continuista” que demuestra el Gobierno de Pedro Sánchez a la hora de “proteger a los poderosos y a la monarquía corrupta” y ha aclarado al líder socialista que “defender la monarquía no es defender a España”.

Garzón atendió a los medios antes de inaugurar la Asamblea por un Nuevo Modelo Organizativo y Estatutos que durante todo el día de hoy se celebra en la sede federal de IU. Tanto en este contacto con la Prensa como en su intervención posterior ante los cerca de 250 delegados/as presentes en el encuentro utilizó este caso de presunta corrupción que afecta a Juan Carlos de Borbón para afear la actitud que muestra al respecto un Ejecutivo socialista que aseguró al ocupar La Moncloa que harían gala de total transparencia y determinación ante casos como éste.

El máximo responsable de IU apuntó que Sánchez ha decidido situarse “en el lado equivocado de la construcción del futuro de este país” con algunas de las decisiones que ha tomado en los últimos días, entre ellas muy especialmente la forma de abordar las “presuntas irregularidades” en las que habría incurrido el anterior jefe del Estado, reveladas en diferentes grabaciones por la empresaria y princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Instó al Partido Socialista de Pedro Sánchez a apoyar la propuesta que él adelantó ayer en un desayuno informativo y que impulsa IU para abrir una comisión de investigación en el Congreso que indague sobre todo lo que hay detrás de los datos desvelados por la amiga especial del hoy rey emérito. Entre los supuestos delitos cometidos estarían sucesivas acciones para blanquear dinero y bienes en el extranjero.

La aristócrata alemana asegura que Juan Carlos de Borbón la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en países como Marruecos, que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo y que habría recibido diversas comisiones por obras realizadas por empresas españolas en el exterior.

“Creo que aquellos que, como el Gobierno, defienden la monarquía creyendo que defienden a España se equivocan -ha afirmado Garzón-, defender a la monarquía no es defender a España, sobre todo cuando está involucrada en actividades que para cualquier otra persona están consideradas ilegales”.

También por ello consideró que el Gobierno y el PSOE deben ayudar a que estos hechos se puedan investigar a nivel parlamentario y no limitarse a responder de igual manera que lo hacía el anterior Ejecutivo del PP “protegiendo a los poderosos”.

Avisó que esta forma de actuar genera “decepción” entre “la base sociológica progresista y de izquierdas” y, en esta misma línea, que a la ciudadanía le cuesta entender que el propio Pedro Sánchez asumiera directamente en la última cumbre de la OTAN el compromiso de aumentar el gasto en defensa hasta el 2% del PIB (casi duplicando el gasto actual) y plegarse así a las órdenes lanzadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Recordó también cómo el actual presidente del Gobierno socialista no se cansaba de decir en sus mítines en la oposición que en cuanto llegara a La Moncloa publicaría el nombre de todos los que defraudan a la Hacienda Pública y ahora “no se atreven ni siquiera a publicar la lista de los que se beneficiaron de la amnistía fiscal” ideada por el Gabinete de derechas de Mariano Rajoy.

Alberto Garzón planteó que frente a esta realidad del Ejecutivo del PSOE, sobre la que ellos mismos “deberían reflexionar”, Izquierda Unida representa “una nueva oposición de izquierda”, que se concreta en iniciativas tan claras como la citada comisión de investigación parlamentaria.

Puso sobre la mesa a los máximos dirigentes socialistas que si Sánchez es presidente se debe, entre otras cosas, a que la moción de censura que echó a Rajoy “la apoyamos una alianza republicana, heterogénea sí, pero que comparte valores y principios del republicanismo”, de ahí que, pese a su diversidad, todas estas formaciones están dispuestas a apoyar la comisión de investigación que afecta a la manera de actuar de miembros de la Casa Real.