La Fiscalía de Compostela ve indicios de delito y remite a la de Madrid la denuncia que Esquerda Unida interpuso en 2017 contra la Fundación Francisco Franco

Eva Solla, coordinadora general de EU, explica que la denuncia inicial se centró “en un presunto delito de odio por la negación de crímenes de lesa humanidad” y se amplió el pasado mes de mayo por actuaciones de exaltación del franquismo

La Fiscalía de Santiago de Compostela ve indicios de delito y ha remitido a la Fiscalía de Madrid, por considerar que tiene la competencia, la denuncia que la federación gallega de Izquierda Unida -Esquerda Unida (EU)- interpuso contra la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) el 9 de octubre de 2017 por  un presunto delito de odio al negar crímenes de lesa humanidad. Esquerda Unida amplió esta denuncia el pasado mes de mayo a través de diversas notas de prensa y publicaciones en redes sociales en las que se aprecian actos de exaltación del franquismo, acciones que pueden ser constitutivas de delito.

Eva Solla, coordinadora general de EU, explica que “ayer mismo conocimos que tras las diligencias abiertas y la investigación realizada, la Fiscalía de Santiago ha trasladado el expediente a Madrid, ya que la persona que hizo las declaraciones denunciadas y el medio de comunicación que las recogió tienen sede en Madrid. Es ahora a la Fiscalía de Madrid a la que compete hacer las diligencias correspondientes y abrir las diligencias pertinentes sobre el caso”.

“Entendemos -señala Solla- que tanto la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía y la investigación por parte de la Policía Judicial, además del traslado del expediente, suponen ya noticias positivas. Desde Esquerda Unida confiamos en que finalmente se haga justicia con la apertura de la correspondiente investigación y la condena de la fundación franquista por estos delitos”.

Esquerda Unida detalla que “si bien la denuncia que interpusimos en octubre pasado se basaba en la negación de delitos de lesa humanidad cometidos por el régimen franquista y el enaltecimiento de la figura del dictador, la ampliamos en mayo a partir de que esta fundación, de carácter público, siguió realizando acciones de exaltación del franquismo, además de fomentar, elaborar y distribuir material de la dictadura con la finalidad de hacer apología de la misma”.

Eva Solla señala que “40 años después de iniciada la transición seguimos sin tener justicia, dignidad y reparación para las víctimas”. La coordinadora general de la federación gallega de IU remarca que “si bien la libertad de expresión tiene que estar garantizada, ello no puede ir contra las víctimas, ni tampoco se puede hacer apología de un régimen que asesinó a centenares de miles de personas”.

Apostilla que “desde Esquerda Unida consideramos que todas estas acciones, reiteradas a día de hoy, no pueden tolerarse en un país democrático, por lo que estaremos alerta y seguiremos denunciando todas las actuaciones de este tipo que pueda perpetrar la Fundación Nacional Francisco Franco, que no pueden tener cabida en nuestro país”.