IU traslada al Gobierno que “queremos que se note en la vida de la gente los posibles acuerdos para mejorar la fiscalidad y acabar con los privilegios de las élites”

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, integrante de la delegación que conforman las formaciones del grupo de Unidos Podemos que hoy se reunió durante más de cuatro horas con el Ejecutivo, reconoce que “existe sintonía”, pero no oculta que “también tenemos diferencias, fundamentalmente en los plazos de implantación de las medidas”

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, ha asegurado a primera hora de esta tarde que “existe sintonía” con el Gobierno del PSOE “en cuanto que compartimos que existe injusticia fiscal y un tratamiento discriminatorio para el conjunto de las clases populares de este país”, aunque no ha ocultado que “también tenemos diferencias, fundamentalmente en los plazos de implantación de las medidas” para evitarlo.

Sánchez Mato realizó a las puertas del Congreso de los Diputados una valoración de urgencia tras la reunión de más de cuatro horas mantenida con representantes del Gobierno, encabezados por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Aseguró que el Ejecutivo socialista ya sabe que “queremos que se note en la vida de la gente los posibles acuerdos a los que vamos a llegar para mejorar la fiscalidad y acabar con los privilegios de las élites en este país”.

El responsable económico de Izquierda Unida formó parte de la amplia delegación que completaban también dirigentes de Podemos, así como otros/as portavoces/as y representantes del resto de las formaciones que integran el grupo confederal de Unidos Podemos. El encuentro ha servido como primera toma de contacto directa en materia fiscal.

“No renunciamos a nada -valoró-, estamos negociando y pensamos que hay muchos elementos en los que seremos capaces de hacer ver la lógica de nuestro planteamiento” a los interlocutores del Ejecutivo socialista.

Sánchez Mato detalló que “ha sido una reunión muy extensa en la que se han estudiado diferentes figuras tributarias y las posibilidades inmensas que existen para mejorar la justicia fiscal”. De la misma forma, recordó que “hay ocho puntos porcentuales de diferencia con respecto a la riqueza nacional a la hora de la recaudación en el Estado español. Nosotros tenemos unos plazos y queremos que se resuelva esa enorme diferencia que existe con respecto a otros Estados de la Unión Europea”.

Para ello, explicó que “pedimos algo absolutamente razonable, como que quienes tienen rentas más elevadas, quienes se han beneficiado y han estado mejor en esta década de crisis, y sus rentas así lo atestiguan, afronten ahora por la vía fiscal lo que supone el coste de mejorar las políticas públicas en salud, educación y dependencia”.

El dirigente de IU señaló que “las clases trabajadoras de nuestro país necesitan y precisan de la mejora de las políticas públicas, y eso se realiza con ingresos fiscales que recaigan en quien más tiene”.

Carlos Sánchez Mato reconoció en todo momento las diferencias de contenidos y plazos que existen con el Gobierno de Pedro Sánchez a la hora de abordar estos cambios. Argumentó también que “no todas las medidas tributarias tienen el mismo tratamiento. Las nuevas figuras tributarias tienen que ser objeto de leyes nuevas y hemos realizado determinados avances en cuanto al intercambio de documentos que haremos en los próximos días”.

A su juicio, “entendemos que estas son las modificaciones que llevan más tiempo porque requieren una actuación que lleva una vía legal diferente a la modificación de los tributos ya existentes”. Eso sí, acotó los plazos y dejó claro que “tanto las que tienen un periodo más dilatado para los cambios como las que no deben tener un reflejo presupuestario en 2019”.

Ni los integrantes de la delegación de la que forma parte Izquierda Unida ni los de la del Gobierno se han puesto fecha límite para llegar a acuerdos concretos, aunque comparten que deberían estar listos antes de que llegue la senda de déficit al Congreso.

Desde Unidos Podemos se planteó también que debe haber una imposición adecuada en lo que respecta a las transacciones financieras y a las operaciones bancarias más especulativas.

A su vez, se le trasladó al Ejecutivo que existe mucho margen por recorrer para lograr que las grandes fortunas y corporaciones paguen unos impuestos más aproximados a los que tienen que hacer frente las clases trabajadoras, como ocurre en la mayoría de Estados de la Unión Europea.

Reuniones como la de hoy entre los mismos interlocutores se repetirán en los próximos días para tratar distintas cuestiones temáticas que afectan y pueden tener incidencia en determinados ministerios de cara a futuras negociaciones para los Presupuestos Generales de 2019.