Sánchez Mato responde al nuevo bandazo de Pedro Sánchez rechazando ahora el impuesto a la banca que “sí hay vías para que paguen con reformas en el Impuesto sobre Sociedades”

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida puntualiza también al presidente del Gobierno sobre el mayor gravamen al diésel que prevé aprobar que “desde IU no buscamos crear más impuestos para recaudar más, sino para que en el marco de una fiscalidad verde se ayude al cumplimiento de los objetivos en materia medioambiental”

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, ha señalado hoy a Pedro Sánchez ante su anuncio de un nuevo bandazo en otra propuesta lanzada previamente, en este caso el impuesto a la banca que ‘vendió’ cuando el hoy presidente del Gobierno estaba en la oposición, que “hay muchas vías para que la banca pague”. Éstas pasan, entre otros cambios, por “incluir reformas en el Impuestos sobre Sociedades” para que “la banca contribuya a sufragar un aumento del gasto en las políticas públicas” dirigidas a sanidad, educación, pensiones o discapacidad.

Sánchez Mato -que coordina la defensa de las posturas de IU en el seno de Unidos Podemos en el marco de las negociaciones en marcha con el Gobierno del PSOE sobre cuestiones económicas- reconoció en un desayuno con periodistas que el Ejecutivo ya había mostrado durante los encuentros mantenidos que “no era muy proclive” a incluir este impuesto, pese a haberlo anunciado previamente a bombo y platillo.

Esto es así pese a que la gran banca privada “se ha ido de rositas a la hora de sufragar políticas públicas” durante estos años de larga crisis económica, ya que la “inmensa mayoría” de entidades apenas pagan porcentajes significativos en el Impuesto sobre Sociedades.

“De poco valen políticas de gasto -advirtió- si el Gobierno se retrae en eliminar privilegios fiscales”, por lo que reclamó a Sánchez que “mire a las izquierdas” y que, como ya ha empezado a hacer, “sea consciente de su minoría parlamentaria”.

El responsable económico de IU puntualizó también al presidente del Ejecutivo socialista sobre el mayor gravamen al diésel que prevé aprobar que “desde Izquierda Unida no buscamos crear más impuestos para recaudar más, sino para que en el marco de una fiscalidad verde se ayude al cumplimiento de los objetivos en materia medioambiental”.

En cuanto al Impuesto sobre la Renta (IRPF), Sánchez Mato explicó que el presidente del Gobierno ha dejado la puerta abierta a que pueda ajustarse a quienes declaran menos de 150.000 euros que la ministra de Hacienda ha fijado como límite de forma rotunda. Aclaró que Izquierda Unida es partidaria de “fijar escalones” en el impuesto y hacerlo más progresivo a partir de los 60.000 euros para que “paguen más los que más tienen”.

No obstante, para el dirigente de IU lo prioritario es “llevar a cabo una reforma fiscal que corrija la pérdida de progresividad que el IRPF tenía al inicio” y que ha perdido a lo largo de los años por las múltiples reformas ejecutadas tanto por PSOE como PP.