IU acusa al PP de “apoyar la deriva fascista de Orbán” al tratar de impedir con sus votos que Europa sancione la violación de derechos fundamentales en Hungría

• Pese a que González Pons anunció que los ‘populares’ españoles se abstendrían hoy en la votación que abre las puertas a sancionar al Gobierno húngaro, al final tres parlamentarios - Pilar Ayuso, Gabriel Mato y Carlos Iturgáiz- votaron directamente en contra, mientras él y otros cinco diputados ni votaron

• Marina Albiol denuncia que “no sólo no se han abstenido todos, sino que encima Ayuso, Iturgáiz y Mato han votado junto a la extrema derecha de la Liga Norte, el Ukip, el Frente Nacional y la señora Mussolini”

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha acusado a los/as eurodiputados/as del PP de “apoyar la deriva fascista de Viktor Orbán” con la postura adoptada hoy en la votación que, sin su apoyo, ha dado el visto bueno de la Eurocámara para que se tramite la aplicación del artículo 7 del Tratado de la Unión a Hungría por poner en peligro el Estado de derecho. Pese a anunciar previamente que todos/as se abstendrían, los/as parlamentarios/as Pilar Ayuso, Carlos Iturgáiz y Gabriel Mato han votado en contra de sancionar al Gobierno húngaro, lo que “sin duda les coloca en la extrema derecha de su propio grupo parlamentario”.

Albiol destaca la importancia de que “no sólo no se hayan abstenido, sino que encima Ayuso, Iturgáiz y Mato hayan votado en contra de las sanciones. Son cómplices de la deriva fascista de Orbán y de lo que está pasando en Europa”.

“Lo peor -ha añadido- es que no estamos ante algo nuevo. Han apoyado desde el inicio a Orbán y han querido tapar sus desmanes. Que a nadie se le olvide la acogida que tuvo durante el Congreso de los Populares Europeos en Madrid hace tres años”.

Marina Albiol ha criticado también las explicaciones ofrecidas por el jefe de la delegación y vicepresidente del Partido Popular Europeo, Esteban González Pons, que aseguró tras el voto que no querían convertir el Parlamento Europeo en un tribunal. Señaló que “González Pons suele hacer discursos grandilocuentes sobre los valores de Europa, el nacionalismo, la solidaridad y los populismos, pero a la hora de la verdad se le va la fuerza por la boca”.

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo explicó que lo que realmente supone esta actuación es “no sancionar la persecución a las personas migrantes, que se cierren periódicos, la segregación de los niños gitanos en las escuelas o la prohibición de los estudios de género. El PP hace un flaco favor al proyecto europeo que dicen defender con tanto ahínco”.

Insistió en que “ni siquiera el presidente del PP europeo, Manfred Weber -que la semana pasada aseguró que había que entenderse con Orbán y Salvini-, ha puesto hoy trabas al artículo 7 del Tratado. El PP de Pablo Casado está en el extremo del extremo, como por otra parte vemos en el Estado español cada vez que se habla de Memoria Histórica o de libertades civiles”.

La votación, que se ha cerrado con 448 votos a favor, 197 en contra y 48 abstenciones, ratifica el apoyo de la Eurocámara a que se inicie la aplicación a Hungría de ese artículo 7, lo que conllevaría, como medida más importante, quitarle sus derechos como Estado miembro de la Unión Europea, entre otras cosas, su derecho a voto en las reuniones del Consejo.