‘Jóvenes IU’ estudia iniciativas tras constatar con la Comisión de Juventud de la Confederación Nacional de Sordos las “importantes dificultades que soporta a diario este colectivo”

Ambas partes mantienen un encuentro “cordial y muy provechoso” con anterioridad a que el próximo viernes, día 28, se celebre el Día Internacional de la Sordera

Izquierda Unida, a través de ‘Jóvenes IU’, su movimiento de activistas jóvenes, ha mantenido una reunión, que califica de “cordial y muy provechoso”, con representantes de la Comisión de Juventud de la Confederación Nacional de Sordos de España (CJ-CNSE). El principal objetivo del encuentro ha sido conocer de primera mano “las importantes dificultades que soporta a diario la juventud sorda, de cara a contribuir a elaborar propuestas que contribuyan a mejorar su situación”. ‘Jóvenes IU’ lleva a cabo esta actuación fechas antes de que el próximo viernes, día 28, se celebre el Día Internacional de la Sordera.

Tras el intercambio de información entre ambas partes se constató la “necesidad de que se visibilicen las demandas y la situación del colectivo de personas sordas que, al hecho de tener que soportar diferentes discriminaciones derivadas de su discapacidad tienen que sumarle pertenecer a una minoría lingüística, dada su comunicación a través de la lengua de signos, reconocida oficialmente.

En la reunión, celebrada en la sede de la Confederación Nacional de Sordos de España (CNSE), se pudo comprobar también como “uno de los mayores problemas de la juventud sorda sigue siendo las dificultades de accesibilidad del sistema educativo. Los/as estudiantes se topan en los institutos con que ni siquiera la mitad de las clases cuentan con apoyo en lengua de signos. Esto atenta gravemente contra la igualdad de oportunidades de las personas sordas. A ello se suma la ausencia de ayuda en actividades extraescolares y espacios de recreo o socialización del alumnado”, resumen desde ‘Jóvenes IU’.

La situación se agrava en la etapa universitaria “dado el proceso de mercantilización del Plan Bolonia, que prioriza los trabajos prácticos y horas no lectivas, dificultando la plena participación e integración de las/os estudiantes sordos en las prácticas de grupo”, añaden.

“Por si fuera poco -apostillan-, hay que sumarle otras discriminaciones, como la obligatoriedad de los exámenes de comprensión auditiva en las Escuelas Oficiales de Idiomas, que sitúan a este alumnado en desventaja a la hora de acceder a un empleo cuando estos idiomas son requisito de acceso a un puesto u otorgan puntos en las oposiciones”.

Para Víctor Reloba, co-coordinador de ‘Jóvenes IU’, “la diferencia entre un derecho y un privilegio es que los derechos pueden ser disfrutados por todos por igual. ¿En qué lugar deja eso a la educación si mantenemos barreras a la juventud sorda?”

“Quienes primero tenemos que reflexionar -añade- somos las organizaciones políticas, de manera que contribuyamos a que se garantice que las personas sordas participen a todos los niveles en condiciones de igualdad; aún queda mucho por hacer para tener una democracia plena y sin barreras a la participación”.

‘Jóvenes IU’ estudia ya la elaboración de distintas propuestas concretas para su transformación en iniciativas parlamentarias. Para ello tiene previstos contactos en próximas fechas con los/as diputados/as de esta formación en el Congreso para que puedan canalizarlas a través del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos, en el que se integra Izquierda Unida.