La dirección federal de IU respalda mañana la concentración en Oviedo para rechazar las “despreciables” amenazas a cargos públicos de IU Asturias

El responsable federal de Organización, Ismael González, trasladará a los/as cargos asistentes a una reunión posterior lo tratado en el encuentro que ha mantenido con responsables de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior

El responsable federal de Organización de Izquierda Unida, Ismael González, participará mañana jueves, día 27, en la concentración convocada por IU Asturias a las 12,00h. frente a la Delegación del Gobierno en Oviedo para rechazar las “despreciables” amenazas a diferentes cargos públicos de esta formación que se han sucedido en las últimas semanas.

Ismael González trasladará a los/as dirigentes asturianos el “total respaldo por parte de toda la organización y de la dirección federal de IU a los/as compañeros/as que están soportando estos ataques con una entereza encomiable”.

Tras la concentración, González y miembros de la dirección federal se reunirán con representantes de la Asamblea de IU Riosa, algunos de cuyos/as integrantes han sido objeto de las amenazas, así como de la Asamblea de IU de Llanes, en la que militaba Javier Ardines, el concejal de esta formación trágicamente asesinado el pasado agosto. Tras este crimen, la alcaldesa de Riosa, Ana Díaz, y el concejal de esta misma corporación Manuel Pello han sido objeto de amenazas y acciones intimidatorias que IU Federal “condena y rechaza absolutamente”.

Desde la dirección federal se trasladará igualmente a los/as asistentes a este importante encuentro los tratado en la reunión que Ismael González mantuvo ayer martes con responsables de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

El responsable federal de Organización de IU comunicó de forma oficial a los portavoces designados por el departamento del ministro Fernando Grande-Marlaska la “seria preocupación” por la “situación en la que están inmersos algunos/as de nuestros cargos públicos en Asturias”, así como la necesidad de que “se refuerce el seguimiento específico y se garantice su seguridad”.

Para Izquierda Unida, “resultan inadmisibles las amenazas producidas, ya que no sólo van dirigidas contra la integridad de quienes las soportan directamente, sino contra la esencia misma de la democracia, puesto que buscan amedrentar a cargos públicos electos en el legítimo ejercicio de sus responsabilidades”.