IU exige que acabe la campaña de acoso a sus cargos públicos en Asturias y reclama medidas contra la “sangría de filtraciones”

•  Dirigentes y cargos públicos regionales y municipales asturianos, encabezados por su coordinador general, Ramón Argüelles, junto a miembros de la dirección M federal de IU con su responsable de Organización, Ismael González, al frente participan en una concentración frente a la Delegación del Gobierno

•  González explica que ya ha reclamado al Ministerio del Interior en una reciente reunión recursos para reforzar la seguridad y que se realice una evaluación de riesgos

Izquierda Unida salió hoy de nuevo a la calle para exigir desde Oviedo a responsables políticos, judiciales y policiales que contribuyan a poner fin a la campaña de acoso contra cargos públicos de esta formación en Asturias, así como a la “sangría de filtraciones” sobre el caso de Javier Ardines, el concejal de Llanes asesinado el pasado mes de agosto.

Dirigentes y cargos públicos regionales y municipales asturianos, encabezados por su coordinador general, Ramón Argüelles, junto a miembros de la dirección federal de IU con su responsable de Organización, Ismael González, al frente participaron en una concentración frente a la Delegación del Gobierno en Asturias.

En el acto, la alcaldesa de Riosa, Ana Díaz, objetivo de algunas de las últimas amenazas, y la secretaria de Organización de IU Llanes, Begoña Collado, reclamaron la máxima implicación de todas las instituciones para resolver un crimen que ha dejado como secuelas un rosario de comentarios malintencionados, un anónimo con amenaza de muerte a la regidora riosana, así como el coche rayado con el acrónimo de ‘Descanse en paz’ (DEP) del concejal de ese mismo concejo José Manuel Pello.

Díaz recordó a Gandhi para pedir cordura a todos los partidos y a toda la sociedad. “Ojo por ojo, el mundo se quedará ciego. Por eso, jamás responderemos del mismo modo, pero respondemos, aquí estamos, poniendo nombre y rostro al sentimiento de repulsa más absoluto a tan deleznables actos. Aquí estamos, no nos escondemos”, señaló.

Por su parte, Collado agradeció el apoyo de quienes han dado un paso al frente para decir basta. “Gracias por acompañarnos en unos momentos en los que es más necesario que nunca la unidad para defender los derechos, las libertades y la democracia”.

Ismael González explicó, por su parte, que el martes pasado se reunió con representantes del Ministerio del Interior, a quienes exigió “que pongan recursos y que se preocupen por la situación de los cargos públicos de Izquierda Unida en Asturias por las situaciones que ha habido, tanto por el asesinato del compañero Javier Ardines, como los últimos incidentes en Riosa”.

Esta reunión con responsables de la Secretaría de Estado de Seguridad de ese departamento concluyó, además, con el compromiso de buscar vías para reforzar la seguridad de los cargos públicos. “Lógicamente -dijo- tienen que habilitar un dispositivo especial de seguridad y tiene que haber una evaluación de riesgos. Es obvio que ya hay riesgo y por lo tanto eso tiene que ser rápido”.

Aunque Ismael González reconoció que el asesinato de Ardines y los anónimos en Riosa son casos “muy distintos” en municipios diferentes, incidió en que el crimen de Llanes se ha usado para incrementar las amenazas a los cargos de IU riosanos. Valoró que “parece que hay una conexión, pero es la investigación judicial quien lo tiene que decir” y recalcó que se debe para esta deriva para evitar que se reproduzca en otros municipios y contra otros cargos públicos “sean de Izquierda Unida o de la organización que sean”.

El dirigente federal reprochó las filtraciones que se han producido, que sobran en una investigación bajo secreto de sumario. “Nosotros lo que queremos es que se esclarezca el procedimiento judicial, las filtraciones y el asesinato de Javier Ardines. Hemos sido muy respetuosos con el procedimiento judicial, tanto IU de Asturias como a nivel estatal, y lo vamos a seguir siendo. Lo que pedimos es ese respeto y que si hay filtraciones también queremos que se investiguen y que se sepa por qué están ocurriendo. No tiene ningún sentido ni ayudan en nada a la investigación”.

Por su parte, Ramón Argüelles incidió también tras la concentración en el malestar existente en IU por esas filtraciones y explicó que ya se lo ha trasladado a la delegada del Gobierno, Delia Losa.

El coordinador general de Izquierda Unida de Asturias explicó que el próximo lunes se reunirá la Junta de Seguridad de esta comunidad, a petición de IU, para abordar posibles medidas que permitan bajar la tensión y contribuir a las investigaciones abiertas. Las amenazas, enfatizó, no pueden verse de forma aislada, sino que tienen implicaciones para todas las fuerzas. “Este problema ahora es nuestro, pero pueden tenerlo otras organizaciones. Ojalá no sea así, pero creo que el problema nos compete a todos los partidos”, dijo.

Tras finalizar la concentración los/as representantes de la dirección federal de IU, junto a miembros de la dirección de IU Asturias, mantuvieron un encuentro privado con representantes de la organización en Llanes y Riosa para intercambiar puntos de vista sobre la difícil situación existente en ambos concejos.