IU reclama que Margarita Robles detalle en el Congreso por qué se prolonga la autorización para que dos aviones y un centenar de militares de EE.UU usen la Base Aérea de Zaragoza

Los/as diputados/as Eva García Sempere y Félix Alonso Cantorné registran la petición de comparecencia de la ministra de Defensa para que explique también qué datos tiene sobre las “misiones militares en el exterior en que estos efectivos estarían implicados”, tras informaciones sobre que participaron en la preparación de un ataque aéreo contra instalaciones en Siria, perpetrado finalmente por efectivos de EE.UU, Gran Bretaña y Francia el pasado 14 de abril

Izquierda Unida, a través de sus diputados/as Eva García Sempere y Félix Alonso Cantorné (En Comú Podem), ha reclamado hoy que la ministra de Defensa, Margarita Robles, explique en sede parlamentaria las razones por las que se ha prolongado la posibilidad de que aviones y tropas de Estados Unidos puedan usar la Base Aérea de Zaragoza para distintas operaciones.

En concreto, la petición de comparecencia registrada en la mañana de hoy por ambos/as parlamentarios/as exige explicaciones a Robles sobre “el motivo por el cual dos aviones de transporte KC-135 y un centenar de militares de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos van a seguir utilizando la Base Aérea de Zaragoza más allá de la autorización temporal de seis meses concedida por obras en la Base de Morón”.

La iniciativa parlamentaria de García Sempere y Alonso Cantorné reclama que la titular de Defensa explique también qué datos tiene sobre las “misiones militares en el exterior en que estos efectivos estarían implicados”.   

Por los datos a los que ha tenido acceso Izquierda Unida se da la circunstancia de que estos dos aviones y el centenar de militares necesarios para hacerlos operativos operan en base a una autorización de ‘estancia temporal’ por seis meses en la citada Base Aérea de Zaragoza. Ésta era fruto de un acuerdo en el Comité Permanente del convenio bilateral hispano-norteamericano sobre el uso de suelo español por parte de efectivos militares norteamericanos. Sin embargo, este plazo ha concluido y la utilización de las instalaciones prosigue.

Lo único que se conoce hasta ahora es que las autoridades norteamericanas solicitaron usar la base zaragozana para estas aeronaves destinadas al reabastecimiento en vuelo debido a la realización de unas obras en la sevillana Base de Morón y a que no se las podía derivar a la Base de Rota (Cádiz).

Los dos aviones, que empezaron a operar en Zaragoza a finales del mes de marzo, habrían participado en la preparación de un ataque aéreo contra instalaciones en Siria, perpetrado finalmente por efectivos de EE.UU, Gran Bretaña y Francia el pasado 14 de abril.

Izquierda Unida de Aragón ya protestó en su momento por la autorización del uso de la Base Aérea de Zaragoza, lo mismo que hizo el Ayuntamiento de la capital aragonesa. El alcalde, Pedro Santisteve, llegó incluso a dirigir una carta al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que denunciaba, entre otras cuestiones, que nadie había informado a la institución que dirige de lo que estaba pasando.