IU denuncia que “el Gobierno no se entera de los planes de Tezanos o éste no les informa de ellos” tras recibir una “vaga” respuesta sobre si el CIS volverá a preguntar por la Monarquía

Alberto Garzón y Miguel Ángel Bustamante llegan a esta conclusión una vez que el Ejecutivo de Pedro Sánchez contesta tras seis meses de espera a su iniciativa parlamentaria con cuatro párrafos “vagos, genéricos y sin entrar en ninguna de las cuestiones planteadas”, donde tampoco recoge las informaciones previas publicadas sobre que ‘el CIS volverá a preguntar por la Monarquía’, citando como fuente a responsables de este centro

“El Gobierno de Pedro Sánchez no se entera de las decisiones que toma el máximo responsable del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos, o es el dirigente socialista al mando del CIS el que no informa al Ejecutivo de los cambios que ha decidido introducir en sus sondeos”. Esta es la conclusión a la que inevitablemente llegan el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y el diputado de esta misma formación Miguel Ángel Bustamante tras esperar casi seis meses -petición de amparo al Congreso incluida- a que los gobiernos del PSOE y del PP les respondan una batería de preguntas para intentar aclarar por qué el CIS lleva 42 meses sin preguntar a la sociedad española qué opina sobre la Monarquía.

Resulta que el Ejecutivo socialista decide responder ahora a los parlamentarios de IU con exactamente cuatro párrafos “vagos, genéricos y sin entrar en ninguna de las cuestiones concretas planteadas”. Desde Moncloa tratan de poner fin así a la iniciativa parlamentaria que los diputados registraron el pasado 12 de abril, coincidiendo con la proximidad del 14 de Abril, conmemoración del aniversario de la II República.

La respuesta del Gobierno lleva fecha de 8 de octubre y entró en el Congreso al día siguiente. En ninguno de esos escuetos cuatro párrafos se recoge las informaciones publicadas el día 5 por diversos medios de comunicación, que aseguraban directamente que ‘el CIS volverá a preguntar por la Monarquía’, citando como fuente a responsables del centro liderado por Tezanos.

En concreto, Garzón y Bustamante interrogaban al Ejecutivo, entonces del PP, sobre “¿cuáles son los motivos por los que el CIS ha dejado de realizar encuestas sobre la Monarquía española?”, “¿está preocupado el Gobierno por la opinión que sobre la Corona puede tener la sociedad española? y si “¿va a seguir ocultando el CIS la opinión de la ciudadanía sobre la Monarquía?”. Desde abril de 2015 en los sondeos del CIS no se ha vuelto a preguntar y pedir una valoración del 0 al 10 por la institución monárquica.

El Ejecutivo inicia su respuesta escrita indicando lisa y llanamente que ‘el Gobierno informa que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) es un Organismo Autónomo Estatal cuya regulación se contiene en el artículo 98 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, del Régimen Jurídico del Sector Público. Está adscrito al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad a través de la titular del Departamento’.

El siguiente párrafo no aclara mucho más sobre las precisas cuestiones planteadas y señala que ‘este organismo está regulado en la Ley 39/1995, de 19 de diciembre, y tiene por finalidad el estudio científico de la sociedad española’.

Obviando dar la más mínima explicación a los diputados de Izquierda Unida sobre los datos que habían requerido en su iniciativa parlamentaria escrita sobre una posible preocupación por la Monarquía, los motivos de no preguntar por ella en los sondeos o qué pensaban hacer en el futuro, el Gobierno concluye su respuesta indicando: ‘respecto al asunto por el que se interesan Sus Señorías, se informa que el CIS utiliza para sus estudios indicadores similares a los que se aplican en las investigaciones sociológicas de otros centros de estudios y universidades internacionales’.

Previamente, habían iniciado la respuesta escrita con una obviedad, indicando que “en relación con la información interesada cabe señalar que la pregunta de referencia fue formulada durante la etapa del Ejecutivo anterior”.

Para Alberto Garzón y Miguel Ángel Bustamante, “el Gobierno del PSOE pasa por alto dos hechos concretos y constatados: el primero, que lleva meses respondiendo sin ningún problema a preguntas formuladas a sus antecesores del PP, mientras que en este caso parece que sí lo tiene. Es así hasta el punto de que dejó pasar el plazo que marca el Reglamento del Congreso para responder -contado desde la toma de posesión de sus ministros/as- y, cuando lo hace ahora, falta al respeto con sus respuestas vagas e inconcretas al trabajo parlamentario que realizamos”.

En segundo lugar, “la falta de cualquier contenido concreto en esta respuesta parece que tiene que ver también a que el Gobierno del PSOE se haya visto forzado a contestar finalmente tras el recurso de amparo que dirigimos el pasado 13 de julio a la presidenta del Congreso”.

Garzón y Bustamante reclamaron entonces a Ana Pastor que “se dirija al Gobierno a fin de que responda a la pregunta escrita relativa al cese de la realización de encuestas sobre la Monarquía española por el CIS”, cuyo plazo legal de contestación había concluido hace meses.

Se da la circunstancia de que estas cuestiones sobre el CIS y la Monarquía están entre las pocas que lograron pasar la “censura parlamentaria” impuesta en el Congreso por PSOE, PP y Ciudadanos sobre los temas que tienen que ver con la Casa Real. La Mesa del Congreso -gracias a la suma de votos de estos tres grupos- tumbó ya en abril cerca de una decena de iniciativas parlamentarias sobre esta materia, pese a cumplir todos los requisitos reglamentarios, en lo que IU califica de “veto continuo” a la acción parlamentaria sobre asuntos vinculados a la Monarquía.