IU traslada su “total satisfacción” por el fallo del Supremo que da la razón al Ayuntamiento de Rivas donde gobierna y libra a quienes se hipotecan de pagar el principal impuesto

La portavoz de la dirección federal de Izquierda Unida y segunda teniente de alcalde de esta localidad madrileña, Sira Rego, apunta que este caso “demuestra cómo hay responsables municipales que sí defienden los intereses de la gente, sobre todo de la más desfavorecida, por encima de los más poderosos, incluida la Banca privada y quienes les respaldan”

La portavoz de la dirección federal de Izquierda Unida, Sira Rego, manifiesta la “total satisfacción de nuestra formación política” tras la sentencia conocida hoy de la Sala Tercera del  Tribunal Supremo -que autocorrige un fallo anterior de este mismo Alto Tribunal- que establece que serán los bancos, y no sus clientes, quienes asuman el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, el más importante que se paga cuando se formaliza el préstamo de una hipoteca. Este fallo responde a un pleito que mantenía con la Comunidad de Madrid la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Rivas Vaciamadrid, entidad que preside Pedro del Cura, también alcalde de esta localidad gobernada por Izquierda Unida.

Para Sira Rego, este caso “demuestra cómo hay responsables municipales que sí defienden los intereses de la gente, sobre todo de la más desfavorecida, por encima de los más poderosos, incluida la Banca privada y quienes les respaldan, como los distintos gobiernos del Partido Popular a nivel autonómico o municipal”.

La dirigente federal de IU, que también es segunda teniente de alcalde del municipio ripense, considera que “cuando están en juego derechos importantes de la ciudadanía hay que ser atrevidos y acudir a la justicia competente para luchar por ellos. Sentencias como la conocida son lo más gratificante para nosotras en el marco del servicio público que nos corresponde”.

Rego recuerda que “en Izquierda Unida estamos muy orgullosos que desde Rivas Vaciamadrid, un claro ejemplo de nuestro trabajo municipal, hayamos conseguido que cientos de miles de trabajadoras y trabajadores de todo el Estado, a quienes los bancos obligaban hasta ahora a hacer frente a unos gastos hipotecarios que no les correspondían, se liberen de esta carga” y no asuman más el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

Esta importante sentencia del Tribunal Supremo llega después de que la EMV de Rivas Vaciamadrid llevara a los tribunales el hecho de que el Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid le imponía que pagara el mencionado impuesto en las gestiones hipotecarias realizadas. El Alto Tribunal sentencia ahora a favor de la empresa municipal, al tiempo que cambia su propia opinión y varía la jurisprudencia hipotecaria.

El fallo se fundamenta en que el negocio que se inscribe es la hipoteca y que el único interesado en elevarla a escritura pública y su posterior inscripción es el prestamista, es decir, la entidad bancaria, ‘que sólo mediante dicha inscripción podrá ejercitar la acción ejecutiva y privilegiada que deriva la hipoteca’.