IU Exterior recibe con “cautela” el alcance de la propuesta del Gobierno para acabar con el voto rogado

La federación de Izquierda Unida valora “lo que hay de positivo” en la nueva iniciativa, aunque recuerda que “estamos ante una medida apresurada para contrarrestar las críticas por llegar de nuevo a las elecciones andaluzas del 2D con el voto rogado vigente, con el agravante de haber estado obstaculizando el trabajo de la subcomisión parlamentaria para la reforma de la LOREG”

Izquierda Unida, a través de su federación en el Exterior (IU Exterior), ha recibido con “cautela” el alcance de la propuesta del Gobierno para acabar con el voto rogado. De la misma forma, esta federación valora “lo que hay de positivo” en el primer avance producido en la subcomisión parlamentaria para la reforma de la Ley Electoral (LOREG), que tras meses sin reunirse ha puesto encima de la mesa la primera propuesta concreta para acabar con el voto rogado.

La coportavoz de IU Exterior, María Martínez, basa esta cautela mencionada en que “debemos esperar a conocer todos los detalles del borrador de la reforma. Algunas informaciones plantean varias dudas en cuanto a su ejecución, como el envío de papeletas en blanco sin rellenar, mientras otras nos parecen más positivas, como las de garantizar la gratuidad del voto o la ampliación de los plazos”.

La federación exterior de IU mantiene su exigencia para que el fin del voto rogado se acompañe de una serie de medidas que “garanticen la participación electoral  y faciliten los trámites para las más de 2,5 millones de personas que votan desde fuera del Estado”.

Eduardo Velázquez, coportavoz también de la federación, recuerda que la última propuesta “adolece de varias cosas: no considera la posibilidad de tramitar de forma telemática las altas y las bajas en los registros consulares, ni la actualización de censos ni la creación de una circunscripción en el exterior. Este último punto es muy importante para esos cerca de 2,5 millones de españoles/as fuera con problemas propios y, por tanto, diferentes de los que tenían cuando vivían en sus regiones de origen”.

IU Exterior apunta que aunque el Gobierno del PSOE señale ahora el carácter de  urgencia de la reforma “ya en 2017 el Senado aprobó por unanimidad una moción impulsada por el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, para la reforma de la LOREG, por lo que las medidas podrían haberse puesto en marcha mucho antes.

“Estamos ante una medida apresurada para contrarrestar las críticas recibidas por llegar de nuevo a las elecciones andaluzas del 2D con el voto rogado vigente, con el agravante de haber estado obstaculizando el trabajo de la subcomisión parlamentaria para la reforma de la LOREG. No es de recibo que ahora pidan al resto de grupos que ‘aceleren’”, remarca Velázquez.

Tras la reforma de la Ley Electoral de 2011 con la introducción del voto rogado la participación de la emigración en los procesos electorales cayó drásticamente y pasó del 30% de 2008, al 5% de los últimos comicios. De ahí que se convirtiera en una de las principales reivindicaciones de IU Exterior, junto a otros colectivos de la emigración como Marea Granate, que desde hace años denuncia la imposibilidad de muchas personas de poder ejercer su derecho al voto.