El Gobierno responde a Alonso en la Comisión de Fomento que espera un informe de la Abogacía del Estado para decidir si impide o no a Ryanair cobrar el equipaje de mano como exige IU

Félix Alonso, diputado catalán de Izquierda Unida encuadrado en la confluencia de En Comú Podem, reclama al Ejecutivo que lo suspenda de inmediato por ser “un sobrecoste que debería estar incluido en la tarifa estándar”

El Gobierno del PSOE ha respondido esta tarde en el Congreso a Félix Alonso, diputado catalán de Izquierda Unida encuadrado en la confluencia de En Comú Podem, que espera a la respuesta del informe que el Ministerio de Fomento ha encargado a la Abogacía del Estado para decidir si impide o no a las compañías aéreas Ryanair y Wiz Air seguir cobrando el equipaje que llevan consigo los/as viajeros/as.

Alonso había preguntado por esta cuestión en el marco de la Comisión Parlamentaria de Fomento a la secretaria general de Transporte, María José Rallo del Olmo, a quien recordó que ambas aerolíneas cobran por esto desde el 1 de noviembre y que, frente a ello, las autoridades competentes italianas han ordenado “la supresión de esta nueva política sobre el equipaje de mano al considerar que debería estar incluido dentro de la tarifa estándar”.

El parlamentario recordó a su interlocutora la actual vigencia del artículo 97 de la Ley 48/1960 de Navegación Aérea. Éste estipula textualmente que ‘el transportista estará obligado a transportar juntamente con los viajeros y dentro del precio del billete el equipaje con los límites de peso independientemente del bultos y volumen que fijen los reglamentos. El exceso será objeto de estipulación especial y no se considerará equipaje a estos efectos los objetos y bultos de mano que el viajero lleve consigo. El transportista estará obligado a transportar de forma gratuita en cabina como equipaje de mano los objetos y bultos que el viajero lleve consigo, incluidos los artículos adquiridos en las tiendas situadas en los aeropuertos. Únicamente podrá denegarse el embarque de estos objetos y bultos en atención a razones de seguridad, vinculadas al peso o el tamaño del objeto en relación a las características de la aeronave’.

Izquierda Unida lo considera esta norma suficiente para que desde el Ministerio de Fomento y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea “en base a la normativa estatal vigente” se suspenda de inmediato el cobro de este suplemento por suponer “un sobrecoste que debería estar incluido en la tarifa estándar”.