Alberto Garzón llama a toda la sociedad organizada a formar una “alianza democrática” que supere la “ola reaccionaria” que amenaza las “conquistas sociales, laborales y democráticas”

El coordinador federal de Izquierda Unida critica en rueda de prensa junto a Sira Rego que PP y Ciudadanos celebren como propio el éxito electoral de Vox y advierte de que los tres partidos “comparten un neoliberalismo económico radical” que, si se les permite aplicarlo, significará “aún más graves recortes laborales, de derechos sociales y de los servicios públicos”, que pondrían “en cuestión la democracia tal y como la conocemos”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha hecho hoy un llamamiento público a toda la sociedad organizada, incluidas organizaciones sociales, movimientos feminista, ecologistas y LGTBI, así como a los sindicatos de clase, para movilizarse en una “alianza democrática” plural con la que superar la “ola reaccionaria” que se ha instalado en nuestro país a raíz de los resultados de las elecciones andaluzas de ayer, que han dado una mayoría absoluta a la suma de PP, Ciudadanos y Vox.

Garzón ha ofrecido una rueda de prensa tras la primera reunión de la dirección de IU -su Colegiada Federal- junto a la portavoz de esta, Sira Rego, para hacer una valoración más pausada de los resultados de los comicios del 2D. Reconoció sin rodeos que la situación que abre esta consulta andaluza es “alarmante” y “muy grave”, en buena medida porque el avance de la “extrema derecha de Vox” es consecuencia en buena medida del discurso reaccionario de PP y Ciudadanos, que ha servido para “normalizar” posiciones antidemocráticas y antisociales.

El máximo responsable de IU entiende que las formaciones de izquierda están “obligadas” a dar una “clara respuesta” para defender las “conquistas sociales, laborales, económicas y democráticas”, que pasa por esa alianza democrática.

Alberto Garzón manifestó que “las etiquetas de quienes son o no democráticos no las ponemos nosotros, sino los hechos”. Detalló que mientras en España PP y Ciudadanos “legitiman a la extrema derecha, facilitando su expansión y beneficiándose de ello”, en otros Estados “de larga tradición democrática, como Francia o Alemania, los acuerdos con la extrema derecha están vetados”.

Criticó con rotundidad que PP y Ciudadanos celebren como propio el éxito electoral de Vox, aunque analizó también cuáles pueden ser los verdaderos motivos. Entre ellos están que estos tres partidos “comparten un neoliberalismo económico radical” que, si se les permite aplicarlo, significará “aún más graves recortes laborales, de derechos sociales y de los servicios públicos”, que pondrían incluso “en cuestión la democracia tal y como la conocemos”.

Garzón no eludió la autocrítica y reconoció que “la izquierda ha fallado” en los comicios de ayer “a la hora de movilizar a la gente”, especialmente el PSOE pero también Adelante Andalucía, ya que “no hemos sido capaces de atraer el voto perdido por los socialistas”, lo que evidencia “una debilidad”.

No obstante, se mostró “optimista” de lo que se puede conseguir a corto y medio plazo “cambiando las cosas necesarias”. Por ello, ha apostado por “trabajar al doscientos por cien” para que la alianza plural propuesta sirva para “revertir la situación” de cara a las múltiples citas electorales de 2019, entre ellas las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

“Es muy importante -dijo- que seamos capaces de construir un polo alternativo frente a esa hidra de tres cabezas que nos plantea un horizonte de noche oscura en la que no haya derechos sociales. A esta alternativa nosotros le ponemos nombre: República federal de izquierda”.

El coordinador federal de Izquierda Unida apuntó que hay que esperar para tener más elementos que completen el análisis, no obstante enumeró que se ha demostrado que en España se mantiene un “franquismo sociológico” que, aunque siempre estuvo latente “ahora se ha liberado de sus estructuras políticas tradicionales”. Valoró también que los resultados del 2D son también consecuencia de la “preocupante respuesta ultranacionalista al 1 de octubre”.

A la pregunta de si estos resultados alejan un posible adelanto electoral por parte de Pedro Sánchez, Garzón ha respondido reclamando “altura de miras” a todas las formaciones. Lo hizo de forma muy en especial a los partidos independentistas catalanes, a los que pidió que contribuyan así a “sacar adelante los Presupuestos Generales y “den una señal de esperanza” a toda la sociedad. Consideró que deben entender la “magnitud del problema” y “concretar en hechos posiciones alternativas a la ola reaccionaria”.

Garzón también reclamó al Gobierno socialista que haga un mayor esfuerzo para lograr los apoyos necesarios y actúe con “mayor audacia” para sacar adelantes las cuentas públicas de 2019.

Sira Rego, por su parte, incidió en las advertencias anteriores sobre los “peligros” que supone el “avance de una extrema derecha que viene a romper la democracia, a las familias trabajadoras de este país y a acabar con las conquistas sociales” que tanto costó conseguir.

Estos problemas afectan a muchos colectivos y grupos concretos, y muy especialmente “a las mujeres y al movimiento feminista. Vienen a saquear nuestros cuerpos y a poner en el centro que no es una cuestión prioritaria la violencia contra las mujeres. Esto hay que denunciarlo y hay que combatirlo”.