Manifiesto de Izquierda Unida en el Día Internacional de las Personas Migrantes.

Desde IU, hoy 18 de diciembre, Día Internacional de las Personas Migrantes, denunciamos y señalamos la política represiva del estado español hacia las personas migrantes, materializada en una ley de extranjería que constituye la institucionalización del racismo y la criminalización de la pobreza.

Conviene señalar como punto de partida algunos factores que resultan determinantes sobre los ciclos migratorios, muchos de ellos consecuencias directas del modelo económico global capitalista, como son las guerras (muchas de ellas motivadas por el saqueo de recursos naturales), el desmantelamiento por parte de terceros de las estructuras estatales en otros países, o a deslocalización de la producción llevada a cabo por las grandes multinacionales a países en desarrollo, como perpetuación moderna de las estructuras coloniales .

Para sintetizar, la migración que se estigmatiza es aquella que carece de recursos y no tiene poder adquisitivo, esto es, se criminaliza a la migración pobre.

La ley de extranjería constituye la expresión normativa de la criminalización de la pobreza y del racismo institucionalizado. En ese sentido, señalamos algunas de las vulneraciones contras los Derechos Humanos más graves que se perpetran en el estado español:

CIE´s

El estado español alberga actualmente 7 CIE´s dentro de su territorio. De nuevo, denunciamos la existencia de estas cárceles para migrantes donde se encierra y priva de su libertad a personas que no han cometido delito alguno, amparándose en la llamada Directiva de la Vergüenza (2008/115/CE) ,contraviniendo así el Derecho Internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en concreto su artículo 13 que recoge la libre circulación de personas.

La existencia de dichos centros ha sido cuestionada por numerosos organismos nacionales e internacionales que denuncian la violencia que allí dentro se ejerce contra las personas migrantes, la sistemática vulneración de sus derechos, la escasa higiene y la falta de asistencia sanitaria, letrada y social, así como la ausencia general de protocolos de atención especial a grupos vulnerables (trata o violencia sexual, ancianos o mujeres embarazadas, personas LGTBIQ perseguidas ,enfermos crónicos).

Así mismo se trata de zonas opacas, difíciles de visitar, donde la violencia y los malos tratos son frecuentes, habiéndose llegado a producir una muerte dentro, la de Samba Martine ,en el CIE de Aluche, el 19 de diciembre de 2011.

DEVOLUCIONES EN CALIENTE

Asimismo, mostramos nuestra más absoluta condena contra las devoluciones en caliente, práctica en donde se lleva a cabo la inmediata expulsión de los migrantes en el momento en que han pasado la frontera y ya se encuentran en territorio nacional, contraviniendo así al propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos y al Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas , los cuales indican que no puede expulsarse a nadie sin iniciar el preceptivo proceso de deportación, ni negarle a las personas expulsadas el derecho de asistencia letrada y el derecho de poder plantear un recurso a dicha orden de expulsión.

El estado español fue condenado en el año 2015 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por efectuar devoluciones en caliente ,negando a las personas migrantes el acceso a intérpretes y asistencia jurídica que les informase de las disposiciones pertinentes del derecho de asilo ,siendo privados de toda posibilidad de recurso, contraviniendo así el propio convenio europeo de Derechos Humanos.

REDADAS RACISTAS POR PERFIL ÉTNICO

En el Estado Español se llevan a cabo identificaciones policiales por perfil étnico, desarrollando prácticas discriminatorias, empleando como criterio únicamente el color de la piel, el país de procedencia o el perfil étnico para identificar, cachear y detener personas racializadas. Dichas prácticas han sido también condenadas por organismos como el Tribunal de Derechos Humanos de la ONU, quien las consideró discriminatorias e instó al gobierno español a eliminarlas.

Se da la circunstancia de que incluso la propia Policía Nacional española contraviene una circular emitida por el Ministerio del Interior donde se recoge que “ los controles de identificación basados únicamente en criterios étnicos no están permitidos”, Aún así las redadas racistas por perfil étnico contras nuestras vecinas y vecinos continúan dándose, cada vez con mayor frecuencia , en el estado español


Estas políticas represivas y racistas en materia de migración han generado miles de muertes en Europa, convirtiendo el Mediterráneo en el mayor cementerio submarino del mundo.

No olvidamos, de igual forma los quince asesinatos ocurridos el 6 de febrero de 2014 en las Playas del Tarajal, cuando la Guardia Civil disparó material antidisturbios contra las personas que se encontraban en al agua para impedir que llegasen a la orilla.

Tampoco olvidamos la muerte de Mame Mbaye, mantero muerto mientras huía de la Policía como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria, producto de una patología previa que nunca se pudo tratar por no tener papeles , y que había intentado regularizar su situación en diversas ocasiones.

Adicionalmente, y dada la coyuntura política europea, vemos como algunos partidos políticos con representación institucional, siguiendo la estela de sus homólogos europeos, emplean un discurso racista y xenófobo de persecución y criminalización de la migración. Conviene romper algunos mitos y mentiras arrojadas por estos últimos pues diversos estudios realizados por organismos nacionales e internacionales de acreditada solvencia y credibilidad arrojan cifras que dinamitan estos relatos oportunistas.

La inmigración ha sido un factor decisivo a lo largo de la historia potenciando el crecimiento económico y contribuyendo al desarrollo (véase el caso de EEUU o Alemania).

Los y las migrantes aportan al estado mucho más de lo que reciben, incluso en contextos de plena crisis, concretamente , tres veces más. La contribución económica de la población migrante a las arcas públicas resulta incuestionable, inyectando tres veces más del gasto que suponen al estado, siendo la población migrante directamente responsable del crecimiento de la mitad del PIB en el estado español entre el año 2000 y 2005 y llegando a aportar el 6,6 % de los ingresos totales, manteniéndose estas cifras incluso en los periodos más virulentos de la crisis.

Urgen en estos tiempos, con amenaza de la ultraderecha cerniéndose sobre Europa de nuevo, contrarrestar estas falsas creencias y mitos racistas.

Por lo anteriormente expuesto, desde Izquierda Unida, exigimos el cierre de los CIE´s, el cese de las devoluciones en caliente, el fin de las redadas racistas y la derogación completa de la Ley de Extranjería.

Ninguna persona es ilegal, nativa o extranjera, la misma clase obrera.