El Gobierno se lava las manos y dice a IU que revertir los recortes del personal docente que impuso el Gobierno del PP es competencia de las comunidades

El diputado y portavoz parlamentario de Izquierda Unida en materia de Educación, Miguel Ángel Bustamante, preguntó al Ejecutivo del PSOE antes del verano cómo iba a dar la vuelta a los recortes, especialmente del profesorado, y éste responde ahora por escrito que ‘sólo puede hacerse con una oferta más amplia de plazas por parte de la correspondiente Administración educativa, durante el periodo de tiempo suficiente’

El Gobierno de Pedro Sánchez se lava las manos a la hora de buscar soluciones efectivas que reviertan los graves recortes en Educación, tanto en medios humanos como materiales, impuestos a partir de 2012 por el Gobierno del PP. No sólo eso, sino que traslada cualquier solución a las iniciativas que ejecuten las distintas comunidades autónomas. Así se ve en la respuesta escrita que el Ejecutivo ha hecho llegar al diputado y portavoz parlamentario de Izquierda Unida en Educación, Miguel Ángel Bustamante.

El diputado de IU registró en junio una completa batería de preguntas sobre esta cuestión donde, entre otras cuestiones, planteó al Ejecutivo del PSOE si “¿va a revertir el Gobierno los recortes introducidos en 2012 en el ámbito educativo?” y si “¿va a establecer un modelo de acceso extraordinario a la función pública que compense los recortes de empleo público y la limitación de la tasa de reposición de los últimos años?”

Ante ello, el Gobierno señala ahora textualmente que ‘la compensación de tales limitaciones, en aquellos lugares en los que sea necesaria’, en relación ‘con el acceso a la función pública docente (…) y los efectos de los recortes de empleo público, que fueron consecuencia del citado Real Decreto-ley’ (Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo) ‘sólo puede hacerse con una oferta más amplia de plazas por parte de la correspondiente Administración educativa, durante el periodo de tiempo suficiente’.

Además, el Ejecutivo del PSOE apunta también que ‘la limitación de la tasa de reposición acordados en años pasados, no guardan relación con el modelo de oposición sino con el número de plazas que las diferentes Administraciones educativas incluyen en sus respectivas convocatorias de acceso’.

Miguel Ángel Bustamante coincide con las exigencias expresadas por CC.OO en el sentido de que se negocie un “modelo de acceso extraordinario a la función pública docente con una amplia oferta de empleo público basado en un aumento del peso de la experiencia y una simplificación de la fase de oposición con pruebas no eliminatorias”.

El Gobierno tampoco ve bien esto. Por el contrario, opina en su respuesta parlamentaria que ‘el modelo de oposición tiene el objetivo de lograr la selección de los profesores que demuestren su competencia docente en mayor medida, que se refleja por una parte en el dominio, teórico y práctico, de la materia que deben enseñar y, por otra, en su capacidad docente’.

El Gabinete de Pedro Sánchez rechaza tajante las propuestas lanzadas desde el ámbito educativo para que en próximas convocatorias de oposición los exámenes a quienes aspiren a una plaza docente dejen de ser eliminatorios. Afirma que ‘el hecho de que las distintas pruebas sean eliminatorias es el resultado de considerar que estos dos aspectos (los expresados anteriormente) son imprescindibles’.