Izquierda Unida preguntará mañana al ministro Ábalos sobre las “gravísimas irregularidades” en la gestación de la ‘Operación Chamartín’

• Alberto Garzón y Sol Sánchez advierten de que “resulta incomprensible que el ministro de Fomento guarde un silencio cómplice ante un caso tan grave”

• La diputada de IU por Madrid pedirá explicaciones en la comparecencia del titular de Fomento en el Congreso sobre “el informe jurídico que señalaba innumerables incumplimientos en la concesión al BBVA y a la constructora San José y pedía su anulación”

• “Ábalos debe explicar por qué 18 años después la concesión sigue en vigor y con condiciones aún más ventajosas para los socios privados y las razones del secretismo impuesto por los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP sobre todo lo que tiene que ver con el contrato entre ADIF y la promotora privada Distrito Castellana Norte (DCN)”, señala Garzón

• IU preguntará también al ministro “qué piensa hacer el Gobierno frente a las amenazas del BBVA contra los/as periodistas que están sacando a la luz la documentación de esta operación”

Izquierda Unida preguntará mañana jueves en el Congreso al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, por las “gravísimas irregularidades” en la gestación de la denominada ‘Operación Chamartín’, “que se han arrastrado hasta hoy para mantener su vigencia y condicionar los proyectos futuros en la zona”, señala la diputada de IU por Madrid, Sol Sánchez.

“Consideramos imprescindible -apunta Sánchez- que el ministro explique a la opinión pública el secretismo impuesto por los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP sobre todo lo que tiene que ver con el contrato entre la entidad pública ADIF (antes Renfe) y la promotora privada Distrito Castellana Norte (DCN), participada por el BBVA y la constructora San José”. Este contrato es la base para el desarrollo urbanístico-ferroviario actual de Madrid Nuevo Norte, heredero de la ‘Operación Chamartín’. Ese primer acuerdo se firmó en 1993 y en estos 25 años nunca llegó a desvelarse su contenido.

Además, ante las novedades informativas conocidas hoy mismo, IU le preguntará también sobre “qué piensa hacer el Gobierno frente a las amenazas del BBVA contra los/as  periodistas que están sacando a la luz la documentación de esta operación”.

Para Izquierda Unida resulta especialmente importante que José Luis Ábalos explique los motivos que han llevado a los distintos gobiernos a ignorar las recomendaciones que Renfe hizo llegar a Fomento en 2001 a través de un informe donde se especificaba que la concesión para esta operación era perjudicial para los intereses públicos y debía anularse.  Todo ello sigue vigente 18 años después con condiciones aún más perjudiciales para los intereses públicos.

Ábalos comparecerá a partir de las 13,00h. en una sesión extraordinaria de la comisión parlamentaria correspondiente a su departamento. Para ello, IU tuvo que lograr el lunes el respaldo suficiente de los grupos en la Diputación Permanente de la cámara, tras más de un mes de silencio del Gobierno desde que esta formación registró su primera iniciativa parlamentaria para pedir explicaciones.

El coordinador federal, Alberto Garzón, señala que “desde Izquierda Unida vemos necesario que se paralice la ‘Operación Chamartín’ tal y como está planteada en la actualidad como Madrid Nuevo Norte. Registró una cifra récord de alegaciones, más de 3.500, en el periodo de información pública y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha admitido a trámite un recurso en contra de la operación. Todo ello, unido a las informaciones publicadas hacen imprescindible un giro que cambie las condiciones de esta operación urbanística”.

“Hay alternativas que pasan por un replanteamiento que tenga en cuenta las necesidades de la mayoría social”, apostilla Sol Sánchez.

Garzón y Sánchez advierten también de que “es incomprensible que el ministro Ábalos guarde un silencio cómplice ante un caso tan grave del que no se quieren dar explicaciones oficiales y cuyos únicos datos solo se conocen a través de las revelaciones en los medios de comunicación”.

Ambos dirigentes de IU inciden en que “prácticamente a diario nos desayunamos con novedades que podrían llegar a sorprendernos de no ser porque es más fuerte la sensación de repugnancia que nos provocan”.

En esa línea sitúan, por ejemplo, las últimas informaciones aparecidas, como el citado informe jurídico de Renfe (en ese momento responsable de la operación) que detalla una larga serie de graves incumplimientos por parte del BBVA y la constructora San José, hasta el punto de plantearse romper el contrato y volver a sacar a concurso la concesión como mejor forma de ‘preservar los intereses públicos’.

Según estas informaciones, ese informe jurídico original de Renfe ya señaló a BBVA y a la constructora como responsables de una ‘acaparación o inmovilización indefinida y gratuita de millones de metros cuadrados de suelo urbano en una de las zonas de mayor valor potencial de Madrid’.

Tanto el entonces Gobierno del PP como por los que le siguieron del PSOE ignoraron el informe. Más tarde se han firmado otros tres contratos, con condiciones cada vez más beneficiosas para los interese privados en detrimento de lo público. Tanto BBVA como San José tienen derecho de compra a un precio mejor, acumulan todos los beneficios de la operación y no asumen ningún riesgo. El último de esos contratos se firmó en diciembre de 2018 con Ábalos ya al frente de Fomento.

“No hablamos de Historia de la Economía -destaca Sol Sánchez-, sino de cuestiones muy actuales. Esperamos que Ábalos no trate mañana de refugiarse en su grupo  parlamentario y, mucho menos, en los intereses que comparte con el PP para no dar explicaciones y perpetuar la opacidad sobre este grave asunto”.