La comisión de desarrollo rural de la FEMP marca como objetivo la defensa de los servicios en las zonas menos pobladas

La comisión ha aprobado en Puntagorda (La Palma) sus nuevas resoluciones, entre las que se incluye que las producciones agrícolas de terceros países tengan las mismas exigencias que las existentes en la UE. “No hay desarrollo rural posible si no están garantizadas la prestaciones de servicios públicos básicos en el territorio”, ha defendido el alcalde de La Toba y miembro de la red de mundo Rural de IU, Julián Atienza.

La Comisión de Desarrollo Rural y Pesca de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha dejado constancia esta semana de su trabajo y ha aprobado las propuestas de resoluciones que esta elevará para su aprobación en la Junta de Gobierno de la FEMP, para que sean debatidas en su próximo XII Pleno, en septiembre, una vez constituidas las nuevas corporaciones tras las elecciones locales del mes de mayo.

Esta semana, en el municipio canario de Puntagorda (La Palma), ha tenido lugar dicha reunión, en la que ha participado el Alcalde de La Toba y miembro de la red de Mundo Rural de IU, Julián Atienza. Durante su intervención y en la línea de lo aprobado por la comisión, ha reivindicado “trabajar por visualizar la necesidad de regular el hecho diferencial de los pueblos más pequeños, ya que no valen las mismas leyes y no tienen los mismos recursos los municipios urbanos que los rurales”.

Según el miembro de la red de Mundo Rural de IU, “sin desarrollo rural no habrá desarrollo urbano, ya que se pondrían en peligro la suficiencia alimentaria, hidráulica y energética así como la calidad ambiental de aquellos que residen en las ciudades”.

Para mantener este desarrollo rural, Atienza considera “imprescindible” que la propia UE establezca para las producciones de terceros países las mismas exigencias que tiene para las producciones de la propia UE, “tanto desde el punto de vista del uso de productos fitosanitarios como de requisitos de sanidad alimentaria para los consumidores y las obligaciones laborales, medioambientales y protocolos comerciales”. Este último aspecto, ha recordado la Proposición No de Ley que esta misma semana ha presentado Unidos Podemos en el Congreso, a través del diputado Ricardo Sixto, para la defensa de los citricultores valencianos y que la Comisión ha valorado que se recoja para todas las producciones agrícolas y ganaderas.

Atienza, como miembro de IU en la Comisión de Desarrollo Rural de la FEMP, ha destacado también “la apuesta por establecer políticas de igualdad de oportunidades entre los ciudadanos urbanos y rurales especialmente entre las mujeres y los jóvenes, con el fin de alcanzar la consolidación de servicios o la eliminación de la brecha digital, es otra de las reivindicaciones que desde el mundo rural se va a seguir trabajando porque aún queda mucho por conseguir”.