IU denuncia que el retraso del juicio ‘ordenadores de Bárcenas’ obedece a “la labor de zapa de algunas de las defensas del PP y a su total falta de colaboración con la justicia”

Fuentes del equipo jurídico de Izquierda Unida, que actúa como acusación popular en esta causa, denuncia que “todo esto ocurre ‘casualmente’ en un juicio en el que por primera vez en la historia se iba a sentar en el banquillo de acusados como persona jurídica a un partido, el que ahora lidera Pablo Casado, lo que para algunos parece casar mal con las campañas electorales”

Izquierda Unida, a través de los responsables de su equipo jurídico, denuncia que el retraso sine die del juicio por la destrucción a martillazos de los discos duros de los ordenadores que manejaba en el Partido Popular su entonces tesorero Luis Bárcenas -cuyo inicio estaba previsto desde hace meses para el próximo 9 de abril, fecha que luego se ha convertido en plena precampaña de las elecciones generales del 28A-, “no es más que el penúltimo y escandaloso capítulo forzado por la labor de zapa de algunas defensas de los procesados del partido de Pablo Casado. Desde su inicio han tratado de entorpecer este procedimiento, evidenciando una absoluta falta de colaboración con la justicia en cualquier aspecto del proceso, todo ello con un ánimo evidente de retrasar la vista oral”.

El titular del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid ha accedido ahora a retrasar esta fecha en la que iba a comenzar el juicio a instancia de los abogados defensores del PP y de otros dos altos cargos encausados de este mismo partido. Han alegado para justificar su petición que las jornadas previstas para esta vista oral podían coincidir con otros juicios en los que intervienen como abogados, entre ellas el denominado ‘caso Bankia’.

Fuentes del equipo jurídico de IU, que actúa como acusación popular, advierten de que con actuaciones de este tipo, sumadas a una larga lista de hechos anteriores en la misma línea, “se vulnera el derecho que tienen todas las partes a tener un juicio sin dilaciones indebidas”.

“Denunciamos -afirman- que ‘casualmente’ todo esto ocurre en un juicio en el que por primera vez en la historia de nuestro país se iba a sentar a un partido -el PP que ahora lidera Casado- como persona jurídica en el banquillo de los acusados, lo que para algunos parece casar mal con las campañas electorales”.

De la misma forma, desde IU se advierte de que “la causa de los ordenadores de Bárcenas lleva abierta casi seis años, pese a que, en realidad, para investigar los hechos en la fase de instrucción apenas se necesitó un año de investigación. El resto del tiempo se ha consumido en dilaciones procesales impulsadas con descaro por las defensas del PP y la entonces Fiscalía también controlada por el Gobierno de PP”.

Izquierda Unida recuerda que “hemos tenido que soportar circunstancias como la ‘sospechosa’ perdida del expediente judicial, lo que obligó a retrasar la instrucción al tener que rehacerlo, reiteradas acciones para provocar el archivo definitivo de la causa, recursos injustificados y todo ello hasta llegar a este nuevo aplazamiento”.

Para el equipo jurídico de IU “resulta sintomático comprobar que en bastantes sesiones del juicio de Bankia, utilizado como coartada para lograr el aplazamiento, alguno de estos abogados/as están siendo sustituidos por otros/as sin mayor problema. Lo mismo podría haberse hecho durante los escasos días que iba a durar el juicio de los ‘ordenadores de Bárcenas’. Pero lo que prima aquí es retrasarlo todo más allá de la obligada colaboración con la justicia y de las próximas citas electorales, las de abril y las de mayo”.