Izquierda Unida de Navarra (IUN-NEB) afronta las próximas citas electorales como un reto para “consolidar su propuesta solvente para la izquierda navarra”

La coordinadora general de IUN-NEB y candidata a la presidencia del Gobierno navarro, Marisa de Simón, ofrece una rueda de prensa junto a Vanessa Angustia, candidata nº 3 de IU al Parlamento Europeo, y Carmen Rubalcaba, secretaria de Organización de la federación navarra de IU

La coordinadora general de Izquierda Unida de Navarra (IUN-NEB) y candidata a la presidencia del Gobierno navarro, Marisa de Simón, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa junto a Vanessa Angustia, ex senadora y candidata nº 3 de IU al Parlamento Europeo, y Carmen Rubalcaba, secretaria de Organización de la federación navarra de IU, en la sede de Pamplona en la que han compartido con los medios los principales retos y compromisos que se planean de cara a las próximas citas electorales.

De Simón ha destacado que IUN-NEB considera una “apuesta por mantener la propuesta consolidada y solvente para la izquierda navarra” la decisión de revalidar por tercera legislatura consecutiva la coalición Izquierda-Ezkerra (I-E) junto a Batzarre para las próximas elecciones forales y para las municipales de mayo en municipios como Pamplona y Tudela.

Lo considera perfectamente compatible con el acuerdo alcanzado a nivel estatal para concurrir con Podemos y otras formaciones en el marco de Unidas Podemos tanto en las listas al Congreso de los Diputados y al Parlamento Europeo, así como al Senado junto con las otras tres fuerzas del cuatripartito dentro de la candidatura Cambio-Aldaketa.

Marisa de Simón detalló que tanto IUN-NEB como IU Federal coinciden en su objetivo de “buscar los mejores resultados para la izquierda en cada proceso electoral atendiendo a su peculiaridad concreta, para garantizar así la efectividad de todos los votos de la izquierda navarra”.

Como candidata a la presidencia de Navarra especificó que tanto su formación como el resto de componentes de la coalición Izquierda-Ezkerra buscan “revalidar el cambio y aumentar el peso de la izquierda” en la comunidad foral. Se mostró satisfecha del “papel fundamental” que ha desempeñado I-E para “centrar la acción del cambio en las personas y en la mayoría social trabajadora de Navarra”.

Vanesa Angustia, por su parte, situó al cuatripartito navarro como “experiencia de éxito”, tanto en la labor realizada esta última legislatura como lo que supone de ejemplo “en la unidad política de agentes diferentes para desalojar a la derecha de las instituciones”. En esta línea, advirtió sobre la estrategia de “ocultación de siglas” que pone en marcha ahora la derecha, algo que “denota su miedo y nerviosismo frente a la continuidad del cambio”.

Angustia señaló también que los objetivos de Izquierda Unida ante las próximas elecciones europeas en que ella participa pasan por “cerrar el paso a la derecha radicalizada” que representan PP, Ciudadanos y Vox a las instituciones europeas, así como “conquistar más garantías y una mayor protección social, con vistas a construir más pueblo en el marco de la Unión Europea”.