Garzón alerta de que el voto el 28A debe luchar “contra dos riesgos: los partidos reaccionarios y aquellos que promueven políticas neoliberales de recorte y liberalización de los servicios públicos”

El coordinador federal de Izquierda Unida enfrenta desde Mérida la campaña “en positivo” de Izquierda Unida para explicar “una propuesta de justicia social, ecologista y feminista” a la que practican “los dirigentes de la derecha como Pablo Casado, en la que escuchamos la extensión del odio, y el discurso xenófobo y clasista”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha alertado hoy en Mérida de que el voto en las elecciones generales del 28A debe servir para luchar contra “dos riesgos” principales: “el de los partidos reaccionarios” que “quieren devolver a un pasado muy sombrío en la historia” de nuestro país y “el de los partidos que promueven políticas neoliberales de recorte y liberalización de los servicios públicos, de la Sanidad, de la Educación, de las pensiones o de los transportes”.

El máximo responsable de IU ha ofrecido una rueda de prensa junto al coordinador general en Extremadura, Joaquín Macías, y la cabeza de lista de esta formación al Parlamento Europeo, Sira Rego. La hizo en un paréntesis de la apretada agenda que desarrolla hoy por tierras extremeñas, que ha incluido reuniones con diversos colectivos de trabajadores del sector agrario, mujeres empleadas del hogar y de ayuda a domicilio, así como de mayores pensionistas de la comunidad, antes del acto público en el que intervendrá esta tarde dentro de la campaña estatal ‘Un País que Lucha’, organizado por IU Extremadura.

Garzón comenzó su intervención reconociendo que para él es “un placer estar en Extremadura”, sobre todo por “la oportunidad de reflexionar con colectivos como con los que hemos estado y en general con la gente extremeña” para poder intercambiar puntos de vista sobre “el futuro de Extremadura y de las familias trabajadoras del conjunto de nuestro país”.

Explicó que su intención en esta visita es “explicar nuestra propuesta política, además en el contexto de las elecciones que se van a producir de forma muy intensa en dos meses”. Resumió que es “una propuesta de justicia social, ecologista y feminista” que se quiere situar “dentro de un ámbito propositivo y positivo”.

Enfrentó esta manera de proceder a la “campaña electoral muy agria que estamos viendo”, en la que “cada vez que escuchamos a los dirigentes de la derecha, como Pablo Casado, lo que escuchamos es la extensión del odio, y el discurso xenófobo y clasista”.

En alusión, sin citarla, a la polémica Ley de Apoyo a la Maternidad lanzada esta semana por el PP -que incluye la medida de retrasar la expulsión de mujeres migrantes en situación irregular que decidan dar a su bebé en adopción- indicó que “lo que notamos con cada propuesta nueva del PP es que no tienen un problema solo con la inmigración, sino que tienen un problema con los pobres. Por eso hacen propuestas que vulneran de forma notoria los Derechos Humanos”.

Aseguró que frente a medidas de este tipo Izquierda Unida plantea una “propuesta centrada en proteger a las familias trabajadoras de la crisis y del nuevo orden social que se está construyendo”, basado en “precariedad, desempleo, incapacidad para pagar la factura de la luz o los precios del alquiler, incapacidad para acceder a una vivienda o a los servicios públicos con calidad y en función de sus necesidades”.

“Creemos -detalló- que lo que hace falta es proteger a las familias trabajadoras. Para ello la mejor manera es proteger los servicios públicos y las conquistas conseguidas durante tanto tiempo”.

Alberto Garzón comentó que durante esta larga campaña Izquierda Unida tratará de “movilizar y atraer el máximo número de votantes de izquierdas”, máxime cuando “en este momento, a apenas un mes y poco más de las elecciones generales, todo está absolutamente abierto”.

Añadió que “debemos ser hábiles a la hora de explicar nuestra propuesta para conseguir movilizar y atraer el máximo votante posible en las elecciones generales, primero, y en las municipales, autonómicas y europeas, después”.