Izquierda Unida convoca una 'Marcha contra la corrupción' desde Seseña (Toledo) a Madrid para responder al "cancer que corroe a la democracia", en palabras de Cayo Lara

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha presentado hoy en Toledo la ‘Marcha contra la corrupción’ que convoca esta formación y que partirá el próximo día 30 desde la localidad de Seseña (Toledo) para concluir al día siguiente en Madrid. Lara pretende que esta movilización sea “una llamada de atención al conjunto de los ciudadanos sobre un cáncer que corroe a la democracia”.

En una rueda de prensa que contó también con la presencia del alcalde de Seseña, Manuel Fuentes; el coordinador general de IU en Castilla-La Mancha, Daniel Martínez, y el secretario general del PCE, José Luis Centella, Lara expresó el “absoluto respaldo” de la dirección federal de Izquierda Unida a Fuentes, objeto de cerca de 14 querellas de toda índole –la mayoría de ellas ya archivadas- por parte del constructor Francisco Hernando ‘el Pocero’, promotor de la macrourbanización construida en un secarral en el citado municipio toledano. Recordó el “calvario” que padece este regidor de IU “por decir no” a cualquier tipo de desarrollo urbanístico irregular.

El máximo dirigente de IU valoró que hoy en España existen “dos problemas importantísimos: la crisis económica, más dura que hace un año, y la corrupción. Ésta es más grave si cabe, porque es un cáncer que corroe a la democracia en sí misma y desafecta a la gente de la vida política”.

Denunció que la participación de cargos públicos en actividades delictivas lleva a que desde algunas instancias se potencia “el discurso de ‘todos son iguales y, por eso, me abstengo de participar en la vida política’. Eso es lo peor que le puede pasar a una democracia que se precie, desde el punto de vista de la participación ciudadana en la cosa pública”.

Cayo Lara encuadró la corrupción en un entorno económico de “desarrollo urbanístico salvaje” que, en el caso de Castilla-La Mancha, “nos ha llevado a perder una caja de ahorros –en referencia a Caja Castilla-La Mancha (CCM), la primera que se pierde en España”, cuya grave situación que derivó en su intervención y posterior acuerdo de adquisición por otra entidad bancaria “ha tenido mucho que ver con los ‘pelotazos urbanísticos’ y con que unos cuantos caciques se han llevado los recursos de la CCM porque se les ha permitido”.

Denunció también que la inexistencia de una eficiente financiación municipal ha llevado a muchos alcaldes a hacer “desarrollismo y propiciar actuaciones inmobiliarios innecesarias para lograr dinero. Todo ello con un Gobierno no ha cumplido con la tan cacareada y necesaria Ley de Financiación de los Ayuntamientos para que haya suficiencia financiera”.

Según Lara, la privatización de servicios públicos “también ayuda a determinadas concesiones que hacen que se puedan hacer transferencias irregulares de recursos públicos. Esto no es más que usar el poder para el beneficio de unos cuantos. Y no digamos las tramas organizadas para la financiación de algunos partidos políticos”, que ejemplificó con casos como Filesa, Gürtel o la trama Pretoria en Cataluña.

Manuel Fuentes explicó los motivos simbólicos que encierra que la ‘Marcha contra la corrupción’ tenga su origen en Seseña con cuestiones prácticas como que en este municipio, desde que gobierna IU, “no se ha clasificado ni un sólo metro cuadrado que fuese rústico” o que albergue “el PAU residencial más grande de España”, tras hacerse reclasificaciones de suelo “sin un plan de ordenación municipal”.

Fuentes denunció la “asfixia económica” a la que ‘el Pocero’ tiene sometido al Ayuntamiento de Seseña, al que debe más de cuatro millones de euros por el impago, entre otras obligaciones, de las cuotas de urbanización, del IAE o el IBI, “una cantidad muy importante para un presupuesto de 11 millones”.

En relación a otros temas y a preguntas de los periodistas, Cayo Lara valoró la gestión del Gobierno socialista en Castilla-La Mancha, en la que destacó que “ha costado una caja de ahorros”.

“Si no ven en peligro las elecciones en este momento –dijo- no están viendo lo que está pasando en el mundo. La responsabilidad es compartida, pero unos tienen más que otros. Por un lado va la responsabilidad del Gobierno de Castilla-La Mancha con respecto a CCM, pero también la que tiene el PP por no haber cumplido con su función de control en los órganos de gestión y de administración en la caja”.

Recordó “los 3.000 cargos de libre designación” en la Administración Regional, tal y como denuncian los sindicatos, así como el excesivo desarrollo urbanístico “donde hay una responsabilidad clarísima por parte de este Gobierno, propiciando que se desarrollara un movimiento especulativo impresionante la región en torno al ladrillo”.

Cayo Lara tachó de “vergüenza” la ley electoral de Castilla-La Mancha ya que hace que esta Comunidad sea “la menos democrática de España. IU tiene cerca de un cuatro por ciento del voto y le corresponderían dos diputados si el voto fuera proporcional. Que no nos cuenten la milonga de que no tenemos votos, lo que tenemos es la región menos democrática de España y por eso IU no está en las cortes de Castilla-La Mancha”.

Sobre las elecciones autonómicas de 2011, señaló que “el PSOE está castigando a una fuerza política de izquierdas” y aclaró que de cara a posibles pactos de gobierno “sería muy difícil, por no decir imposible”, que éstos se realizaran con el PP. “Es más, IU no va a consentir gobiernos con el PP en las comunidades autónomas”, dijo.