Llamazares insta al gobierno a hacer efectivas las medidas e iniciativas parlamentarias para avanzar hacia un estado laico

El presidente portavoz del Grupo Parlamentario de IU-ICV, Gaspar Llamazares, ha hecho un llamamiento al Gobierno para que resuelva una de las “asignaturas pendientes de la democracia española”: avanzar definitivamente hacia la implantación de un Estado laico.

Llamazares, que ha inaugurado en el Congreso de los Diputados la jornada “Libertad de Conciencia y Libertad Religiosa: Hacia un Estado Laico”, considera que “a pesar de las iniciativas propuestas durante esta legislatura por parte de IU-ICV, esta cuestión no ha sido prioritaria para el Parlamento”.

El coordinador general de IU valora que actualmente el camino hacia un Estado laico en el Parlamento se encuentra “en coma político”, ya que los trabajos del intergrupo parlamentario creado a este efecto “han sido paralizados y sustituido por los acuerdos intergubernamentales entre el Estado español y la Iglesia”. Esto supone que “a pesar de ser un Estado aconfesional de Derecho nos encontramos ante un Estado seudoconfesional de hecho”.

Llamazares critica el mantenimiento y fortalecimiento de determinados privilegios de la Iglesia durante esta legislatura. Entre ellos su financiación, la presencia de la asignatura de Religión en las escuelas y la mayor presencia como sujeto de derecho internacional de la misma.

“Para avanzar hacia un Estado laico necesitamos la separación de Estado e Iglesia, el sometimiento de creencias y confesiones a los derechos civiles de los ciudadanos y el pluralismo de creencias, religiosas o no”, precisa.

Criticó la actuación de lo que calificó como "la nueva derecha, que combina el ultraliberalismo económico, junto al ataque al Estado social y democrático de derecho. La compensación de todo ello es la utilización de la moral católica como elemento de cohesión".

La estrategia de esa "nueva derecha" tiene, desde su punto de vista, tres elementos fundamentales: oposición a las leyes que extienden los derechos civiles, agitación mediática y en la calle frente a las políticas progresistas, y "su última trinchera, la defensa de sus privilegios".

Llamazares esbozó algunos de los objetivos concretos que buscará IU-ICV en esta legislatura: separación efectiva entre Iglesia y Estado, sometimiento de las confesiones y de las creencias a los derechos y libertades de los ciudadanos, a una "ética civil a la que tiene derecho el Estado", así como el respeto real a todas las creencias en igualdad de condiciones.

Además del coordinador general de IU, en las jornadas participan Juan Francisco González (presidente de Europa Laica); Henri Peña-Ruiz (miembro de la comisión Stasi para la aplicación de la laicidad en la República Francesa); Dionisio Llamazares (catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado); cofre Villanueva (Moviment Laïc de Catalunya); Carme Tolosana (ICV); Juan Carles Marset (vicepresidente de Ateus de Catalunya); Joan Herrera (portavoz de IU-ICV); Francisco Delgado Ruiz (presidente de Europa Laica-Madrid); Juan José RTamayo (catedrático de Teología y Ciencias de la Religión); y Joan-Francesc Pont (presidente de la Fiundaciò Ferrer i Guàrdia).