IU exige al presidente del CGPJ que si mantiene un mínimo de dignidad institucional exiga la inmediata dimisión del vocal requero por sus nuevos ataques a esta formación

Izquierda Unida ha tenido conocimiento, no sin asombro, de las nuevas declaraciones realizadas por el vocal conservador promovido por el PP al Consejo General del Poder Judicial, José Luis Requero, reiterándose en sus insultos a esta formación política y empecinándose en vincular a IU con la organización terrorista ETA.

El pasado jueves Requero afirmó textualmente en un medio radiofónico en un debate sobre la decisión del Gobierno de abrir un diálogo con ETA que “lo que estamos viendo en las últimas semanas es cómo se está atacando de una manera salvaje, no ya por grupos radicales sino por partidos presuntamente democráticos, de una manera tremenda la actuación de los tribunales (…), el que esto lo haga Izquierda Unida tiene también su lógica, al fin y al cabo no dejan de formar parte de la misma gran familia ideológica de ETA que es, en definitiva, el marxismo-leninismo”.

Requero, sin aportar de nuevo evidencia alguna que demuestre los ‘salvajes ataques’ a la Justicia que denuncia y sin justificar el resto de sus insultos, se ratificó un día después en sus declaraciones para añadir que dentro de esa “gran familia” de la que tanto le gusta hablar, Izquierda Unida “yo no sé si son parientes cercanos o muy lejanos” de ETA.

IU, que por sistema no contesta a ningún ataque si éste no proviene de los ámbitos políticos en los que participa, dentro del intercambio legítimo de opiniones con otros partidos políticos democráticos, entiende que estas manifestaciones reiteradas y públicas sobrepasan lo admisible.

Esta formación exige al PP, partido que promovió a este vocal a su alto cargo en el CGPJ a través del Congreso, que desautorice públicamente sus afirmaciones o, en caso contrario, IU entenderá que respalda a aquellos que le vinculan con una organización terrorista.

Por otro lado, hace un llamamiento al presidente del máximo órgano de control de los jueces y presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, a que si mantiene un mínimo de dignidad institucional, desautorice y repruebe inmediatamente la conducta del vocal perteneciente a la mayoría derechista que él lidera y le reclame su inmediata dimisión.