IU reclama en sus enmiendas a la Ley de reforma de RTVE que cuente con un centro territorial propio en cada comunidad

El Grupo Parlamentario Izquierda Verde IU-ICV reclama en sus enmiendas al proyecto de Ley de Reforma de RTVE que se tramita en el Congreso que se incluya un capítulo que establezca la exigencia de que la Corporación cuente con un centro territorial propio en cada Comunidad Autónoma, "como elemento de la diversidad plurinacional de las emisiones de RTVE".

IU-ICV considera que RTVE debe disponer de una estructura territorial que atienda a las demandas regionales y potencie su papel vertebrador, para lo que propone incluir ese nuevo capítulo que establezca un centro territorial que garantice "la diversidad geográfica y plurinacional del Estado de las emisiones de RTVE".

La ponencia encargada de informar sobre este proyecto de ley se reunió por última vez el pasado 20 de diciembre y ya aceptó algunas modificaciones como paso previo al debate de las 337 enmiendas parciales presentadas por todos los grupos. Este debate deberá concluir en el seno de la Comisión Constitucional, que previsiblemente se reunirá en la primera semana de febrero.

Entre las modificaciones aceptadas se encuentra una que IU ha defendido históricamente -que ya ha sido incorporada en ponencia al artículo 15- donde se establece que para defender la actuación independiente de los consejeros no podrán “recibir instrucciones del Gobierno ni de la Administración General del Estado u otras instituciones o entidades”.

A través de sus enmiendas IU plantea que los miembros del futuro Consejo de Administración aumenten a 12 y no se queden en 10 como consta en el proyecto de Ley. Ocho de estos miembros del nuevo Consejo de Administración serían elegidos en el Congreso de los Diputados -dos de ellos a propuesta de los sindicatos más representativos-, mientras los cuatro restantes serían refrendados por el Senado.

Como restricción adicional para los miembros del Consejo, IU propone que ninguno de sus componentes podrá desempeñar trabajos remunerados en la comunicación audiovisual de ámbito privado durante los dos años siguientes a su cese, e incluye entre las causas de un posible cese "incumplir los objetivos de servicio público mandatados".

Además, pide que para aquellas comunidades que carezcan de una emisión de televisión pública de ámbito autonómico se garantizará una programación específica de un mínimo de cuatro horas en horario de máxima audiencia. También propone que estos centros territoriales lleguen a acuerdos con las elvisiones públicas de ámbito autonómico para coordinar esfuerzos que complementen el papel esencial de servicio público de la ciudadanía.

En forma de enmienda de adición, IU pide que por ley se asegure la futura continuidad en la Corporación de la Orquesta y Coro de RTVE.

Del mismo modo, otras enmiendas de Izquierda Unida van encaminadas a clarificar el papel de los contratos-programa, que tendrán la finalidad de determinar compromisos específicos y detallados de manera clara y precisa. Esto se debe hacer de forma previa a la ejecución del encargo genérico, de manera que se prefijen los flujos de aplicación de recursos y se posibilite el control del ajuste o la desviación respecto al mandato establecido. Además, fijarán la proporción de producción propia, de forma que "abarque la mayoría de los programas difundidos en cada ejercicio".

IU-ICV propone también adaptar el Instituto Oficial de Radio y Televisión a un formato de Centro de Investigación y Formación del Audiovisual y el Multimedia para el desarrollo de nuevos perfiles y habilidades en formato digital.