Cayo Lara afirma que “nuestra prioridad no es cambiar el Gobierno y sí hacerle dar un gran giro en su política económica para que vaya a favor de los trabajadores”

El coordinador federal de IU afirma que hay dos posibilidades de atajar la crisis “la que ha adoptado Rodríguez Zapatero aconsejado y presionado por el PP, y otra que es buscando dinero donde sí lo hay, en el poder financiero y en los que se han beneficiado de la crisis”.

 

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado hoy en Logroño, donde desarrolla toda su jornada de trabajo, que “nosotros no queremos cambiar al Gobierno, lo que queremos es que haya un gran giro en la política económica de ese gobierno para que gire a favor de la clase trabajadora, de los de abajo”.

 

Lara respondía así en rueda de prensa, junto a Henar Moreno Martínez, coordinadora general de IU-La Rioja, a las preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de una huelga general realizadas horas antes de que José Luis Rodríguez Zapatero se entreviste con los líderes de los sindicatos y de la patronal. Aseguró que “apoyaríamos una huelga general si los sindicatos la convocan, pero matizándola y concretándola. ¿Huelga general contra quién? Contra el poder económico, que son los que han creado esta situación de debilitamiento del Estado, y para hacer girar a un Gobierno que ha estado mirando más a los banqueros y al poder financiero internacional”.

 

Tomando como partida las antisociales medidas de “ajuste duro” anunciadas ayer por Rodríguez Zapatero en el Congreso, el máximo dirigente de IU valoró que “estamos en la fase de un ciclo en la cual vemos las consecuencias de lo ocurrido en estos últimos años. El poder financiero, eso que llaman mercados y que parecen no tener rostro, han debilitado a los Estados. Lo triste es que tanto el PP como el PSOE han seguido la misma línea de más mercado y menos Estado. Hay que darles una respuesta clara”.

 

Cayo Lara denunció que “los que atacan a los Estados hoy están atacando a la propia democracia. Son los mercados, es el poder financiero internacional. Los Estados ahora tienen enormes dificultades para poder hacer frente a la crisis”.

 

“Todo ello –recalcó- hace que las recetas propuestas caminen siempre en la dirección de generar más sufrimiento para los trabajadores y trabajadoras, que son los que no han generado la crisis”.

 

Para el responsable de Izquierda Unida, “el Gobierno de España ha traspasado varias líneas rojas. Ha violado el acuerdo que tenía establecido con los sindicatos con respecto a los trabajadores del sector público, ha roto unilateralmente el Pacto de Toledo, en definitiva, el Gobierno ha intentado apagar un fuego con gasolina. Pero lo más grave es que ha sido aconsejado y presionado por los pirómanos que crearon el incendio. Los pirómanos han sido la Banca, el FMI y el poder especulativo financiero, que es el que ha puesto de rodillas a los países. Grecia es el ejemplo”.

 

En su opinión, hay dos posibles salidas a la crisis, “una es la que ha adoptado Rodríguez Zapatero, aconsejado y presionado por el propio Partido Popular que, además, le recrimina al Gobierno la tardanza de las medidas adoptadas. Y la otra es buscar el dinero donde sí lo hay, porque ¿qué medidas se han adoptado contra el poder financiero que ha generado la crisis? No hemos conocido ninguna por parte de Rodríguez Zapatero. Por tanto, podemos afirmar que el presidente del Gobierno está de rodillas ante el poder financiero y ante la propia Banca española”.