Homenaje de la Republica Dominicana al exilio republicano español

Con motivo del 70 aniversario de la llegada a la República Dominicana de más de 3.500 refugiados republicanos españoles (1939-1940), el Presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, organizó un homenaje al exilio republicano coordinado por el Archivo General de la Nación, la Galería de Bellas Artes y la Comisión permanente de efemérides patrias.

 

El homenaje tuvo lugar en el día de ayer en el palacio presidencial con asistencia del gobierno dominicano, del embajador de España y el secretario de estado Gaspar Zarrias, el senador del PNV Iñaki Anasagasti y el responsable internacional de IU y diputado europeo, Willy Meyer.

 

Un numeroso grupo de familiares del exilio republicano acompañó a los sobrevivientes de aquel destierro forzado en un ambiente de gran emoción.

 

En 1939 la dictadura criminal de Trujillo en un gesto que pretendía mitigar el descrédito internacional de su gobierno por la matanza de haitianos ordenada en 1937, decide aceptar la llegada a República Dominicana de republicanos españoles.

 

Una exposición en la Galería de Bellas Artes de artistas plásticos republicanos evidencia la notable influencia cultural del exilio en la sociedad dominicana. Bajo el titulo “Huellas por la Mar, Deslumbramiento-Alumbramiento”, la exposición recoge obras muy importantes de la creación plástica republicana. Asímismo, el Archivo General organizó una exposición fotográfica que detalla la llegada y el desarrollo del exilio republicano en República Dominicana.

 

En el acto, el Presidente Leonel Fernández destacó el agradecimiento a los refugiados españoles que contribuyeron al desarrollo democrático y cultural de la República: “La República Dominicana tiene una enorme deuda con los republicanos españoles y es una obligación moral contribuir a la documentación de la memoria histórica de nuestro pueblo y del pueblo de España”.

 

El Presidente salió al paso de una interpretación interesada de la historia de la guerra civil y responsabilizó de la misma a los golpistas, a los militares fascistas que se alzaron en armas contra la II República.

 

En su intervención, Willy Meyer, en nombre del PCE, de IU y del Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea, felicitó y agradeció al Presidente la iniciativa destacando que la democracia española tiene una enorme deuda pendiente con el exilio republicano, con la resistencia antifascista.

 

Dirigiéndose a los republicanos asistentes y a sus familias Meyer indicó que la resistencia exterior e interior fueron las protagonistas del fin de la dictadura y el inicio de la democracia: “el exilio republicano contribuyó notablemente al desarrollo político y cultural de los pueblos que les recogía, como es el caso de la sociedad dominicana, pero también fue determinante en la lucha por las libertades en España” señaló Meyer.

 

“Una parte del contingente de refugiados lo integraban comunistas del PCE, del PSUC y de las Juventudes Unificadas. Teresa Pamiés, Santiago Alvarez, Federico Melchor entre otros, integraron un colectivo dispuesto a seguir luchando por el pueblo dominicano y la restitución de las libertades en España”, continuó.

 

Además, resaltó que entre los refugiados se encontraba Julián Grimau que arribó el 13 de Diciembre de 1939 procedente de Burdeos, todo un símbolo de la resistencia antifascista.

 

Meyer reclamó una política más activa y comprometida de la administración española con la memoria histórica: “Ojalá que seamos capaces de hacer en España lo que el gobierno dominicano ha realizado con el exilio republicano, encabezar la reparación pública y el homenaje con todas aquellas y aquellos que contribuyeron a luchar contra la dictadura.”

 

El eurodiputado de Izquierda Unida terminó su intervención dirigiéndose al embajador de España para que se interesase por el envío a España de la exposición artística y fotográfica para que el pueblo español conozca la importancia del exilio republicano en la República Dominicana.

 

Concluyó el homenaje con un mensaje en video de Marcos Ana, recién galardonado con la medalla de oro de mérito al trabajo. El Archivo General facilitó a Meyer fotocopia del acta de residencia de Julián Grimau fechada el 15 de Enero de 1940 en la entonces ciudad de Trujillo.