Cayo Lara plantea a Zapatero diez medidas de choque contra la crisis y el paro

El coordinador federal de IU pretende "dar un giro de 180 grados a las actuales políticas injustas e inútiles".

De visita por La Rioja, y junto a los candidatos de su formación al Gobierno riojano, Henar Moreno, y al Ayuntamiento de Logroño, Carlos Ollero, Lara ha avanzado que ha propuesto este "plan de choque" a Zapatero a través de una carta remitida a Moncloa, en la que, entre otros aspectos, reclama "un paquete de medidas de impulso de la economía real" o no autorizar EREs a empresas con beneficios.

Izquierda Unida propone que ese plan, que debería estar presupuestada en 2012, fije objetivos cuantitativos de creación de empleo, un compromiso de defensa de los servicios públicos, agilizar una nueva Ley de financiación local, el pago inmediato de las administraciones a proveedores. También impedir los desahucios de parados, crear una bolsa pública de vivienda en alquiler, una reforma fiscal, hacer frente a la especulación que perjudique a la economía española con diferentes medidas incluida la nacionalización de bancos.

El máximo dirigente federal de IU, ha afirmado que "la actualidad principal no es la boda de unos príncipes, sino los 5 millones de parados, una cifra que demuestra que la crisis no se atenúa, sino que crece, con un 21 por ciento de la población activa que quiere trabajar y no encuentra empleo o 256.000 puestos de trabajo perdidos en el último trimestre. Es el fracaso absoluto de la reforma laboral, con bajadas en los contratos indefinidos y en todos los sectores de trabajo. En más de un millón de hogares no trabaja nadie, el paro se ceba entre los menores de 35 años, y, mientras, el IPC se coloca en el 3,8 por ciento. Es una situación de emergencia nacional”.

Lara cree que esas medidas deben adoptarse debido a la situación en la que se encuentra España "por las políticas erráticas, equivocadas e injustas" del Gobierno de Rodríguez Zapatero "que debe dar un giro radical". Por ello considera que "mucha gente va a votar en clave de elecciones Generales, como un castigo a Rodríguez Zapatero, porque aunque se vaya él sus políticas se quedan y también quienes las han apoyado, como Rubalcaba o Chacón".

Lara ha afirmado que "la actualidad principal no es, como parecía el viernes, la boda de unos príncipes, sino los 5 millones de parados, una cifra que demuestra que la crisis no se atenúa, sino que crece, con un 21 por ciento de la población activa que quiere trabajar y no encuentra empleo o 256.000 puestos de trabajo perdidos en el último trimestre".

Ha considerado el dirigente de IU: "es el fracaso absoluto de la reforma laboral, con bajadas en los contratos indefinidos y en todos los sectores de trabajo. En más de un millón de hogares no trabaja nadie, el paro se ceba entre los menores de 35 años, y, mientras, el IPC se coloca en el 3,8 por ciento. Es una situación de emergencia nacional".

Más que un plan real

Para Cayo Lara las medidas aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros contra la economía sumergida son "una operación de marketing más que un plan real, no va a aflorar el grueso del empleo, no va a suponer mejoras en la protección de los trabajadores ni va a dar más ingresos a las arcas públicas".

Ha denunciado el coordinador de IU que "hay una ausencia total de voluntad política de luchar contra la economía sumergida, ya que el número de inspectores y subinspectores en activo en España es de 1 por cada 19.000 trabajadores, el doble de lo recomendado por la UE".

Plantea, muy al contrario, "reforzar la Agencia Tributaria y sus mecanismos de trabajo, la supresión de paraísos fiscales, la supresión de los billetes de 500 euros. Se trata de dar un giro contra la política de este Gobierno injusta, inútil e ineficaz".

En la foto (de M. Asenjo) Henar Moreno, Cayo Lara y Carlos Ollero.