Gaspar Llamazares: "El terrorismo de Estado no es una forma legítima de lucha contra el terror"

Trascripción íntegra del intercambio de réplicas entre el portavoz parlamentario de IU y el presidente del Gobierno en la Sesión de Control.

GASPAR LLAMAZARES: Señor presidente del Gobierno, ¿mantiene su felicitación a los Estados Unidos por el asesinato extrajudicial del terrorista Osama Bin Laden?

RODRÍGUEZ ZAPATERO: Muchas gracias, señor presidente. Señor Llamazares, la comunidad internacional ha valorado de manera prácticamente unánime que la desaparición del terrorista Bin Laden es una noticia que favorece la seguridad y la lucha contra el terrorismo internacional. A su señoría, como a toda la Cámara, le caben pocas dudas sobre que estamos ante uno de los criminales más sádicos de la historia, que ha originado un número de víctimas mortales elevadísimo. Todos hemos recordado seguramente estos días las imágenes de la destrucción de las Torres Gemelas el 11 de septiembre y, por tanto, esa es la valoración que hace la comunidad internacional.

También a todos los demócratas, sin duda alguna, nos hubiera gustado que él, como todo terrorista, hubiera respondido ante la Justicia, pero es fácil comprender e imaginar, señor Llamazares, es bastante entendible que ante un criminal de su trayectoria, un terrorista de sus características y en una operación de esa naturaleza las circunstancias hayan llevado al resultado de la acción encomendada por el presidente de los Estados Unidos a las fuerzas armadas para la captura de Bin Laden. Es bastante fácil de entender. Y desde esa perspectiva, es muy probable que el destino de Bin Laden sea un destino buscado por él mismo, después de su sanguinaria trayectoria.

GASPAR LLAMAZARES: Señor presidente, no le reconozco. El fin no justifica los medios y el terrorismo de Estado no es una forma legítima de lucha contra el terrorismo. Incluso la guerra tiene reglas, y en este caso no ha habido ninguna regla. Lo único en lo que coincido con usted, señor presidente del Gobierno, es, en primer lugar, en la identificación y la solidaridad con las víctimas, con las víctimas del 11 de septiembre, pero también con las víctimas de Madrid. El monopolio de las víctimas no lo tiene ‘el Imperio’. Por otra parte, también coincido con usted en el compromiso con la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo, pero se le olvida un detalle: el compromiso con la legalidad internacional, señor presidente, no al margen de la legalidad internacional. Y esta intervención, este asesinato extrajudicial se ha hecho al margen de la legalidad internacional, al margen de la mínima moral y al margen de cualquier estrategia en materia de política antiterrorista.

Usted dirá: ‘estamos más cerca del fin de Al Qaeda’; permítame que lo dude. Lo que ha provocado este asesinato extrajudicial es una disminución de la altura moral y democrática de la lucha contra el terrorismo. Es evidente que no sabemos si estamos más cerca, pero desde luego ha disminuido nuestra altura moral. Señor presidente del Gobierno, no se puede asesinar premeditadamente aunque sea a un terrorista. Señor presidente del Gobierno, no se puede violar el territorio de un país aunque sea para buscar a un terrorista. No se pueden eliminar pruebas, no se puede ejercer el escarnio con el cuerpo del terrorista asesinado. No se puede hacer nada de eso; nada de eso tiene que ver con la moral ni con el derecho internacional.

Señor presidente del Gobierno, creo que usted se está equivocando, yo no le reconozco en relación a su posición en materia antiterrorista. Mi última reflexión tiene que ver con la presencia de nuestras tropas en Afganistán. Estábamos buscando a Bin Laden; ustedes recientemente han dicho que colaboraban en una política antiterrorista. Una vez eliminado Bin Laden, ¿va a decidir usted retirar las tropas de Afganistán o nos dará de nuevo la razón de que estamos en Afganistán…?

RODRÍGUEZ ZAPATERO: Muchas gracias, señor presidente. Señor Llamazares, no comparto su opinión, aunque lógicamente la respeto. A tenor de lo que ha sido y está siendo estos días el debate en la comunidad internacional, en todos los países prácticamente, entiendo que su posición es bastante minoritaria.

Sobre las tropas en Afganistán, están ahí -como he explicado en más de una ocasión- para garantizar la seguridad y el futuro de un Afganistán democrático y donde las propias Fuerzas de Seguridad y el propio Ejército afgano se puedan hacer cargo de esa seguridad. Como sabe, hay un plan establecido por ISAF para esa retirada y en el momento en que se produzca la transferencia de las tropas se irá produciendo esa retirada. Y espero, seguramente como usted, que eso sea cuanto antes. Muchas gracias.

En la foto Gaspar Llamazares.