"Construyamos desde la base de la sociedad una alternativa"

Llamamiento para una nueva etapa de la Convocatoria Social

Las elecciones del 20 de noviembre abren un nuevo ciclo institucional en España, y los buenos resultados de IU nos sitúan ante la responsabilidad de dar respuesta a los compromisos adquiridos en el proceso de Convocatoria Social impulsado para la elaboración programática pero con voluntad de continuar y ampliarse después de las elecciones.

La realidad es que ahora más que nunca es necesario dar respuesta a la crisis financiera del capitalismo, a la que se ha sumado, de manera dramática, a la crisis alimentaria más global de la historia, a la crisis energética y ambiental, denunciamos que esta crisis es la consecuencia de la orientación económica pactada entre la socialdemocracia y la derecha europea que en España tiene su expresión en el bipartidismo del PP y PSOE depredador con el empleo, el sector público, la naturaleza y la democracia real.

En momentos en los que el intento de construcción neoliberal de Europa muestra su cara más agresiva y pone al descubierto los males que le diagnosticamos en su momento fundacional, y cuando los gobiernos cada vez mas actúan al dictado de los especuladores, la soberanía popular se pone en entredicho y la propia democracia entra en cuestión y la economía se pone al servicio de cada vez menos gente y de intereses cada vez más inconfesables.

Cuando mismo tiempo, la guerra y su maquinaria de muerte se despliega para poner los recursos naturales del planeta al servicio de los intereses del capital y de mantener el propio negocio de la guerra.

Frente a las medidas que toman los Gobiernos se dirigen contra los trabajadores y trabajadoras, contra una juventud a la que se le ha robado el futuro, contra los pueblos y contra las naciones, es en este momento de honda preocupación social, cuando la indignación debe convertirse en rebeldía organizada y conformar una Alternativa que abra espacio a la esperanza, se trata de buscar una salida de izquierda a la crisis, se trata de politizar la crisis, en definitiva de recuperar el nexo que nunca  debió romperse entre economía, sociedad y política.

Desde esta realidad queremos plantar cara al neoliberalismo en todos los frentes, y concretar una respuesta social e institucional alternativa para los millones de hombres y mujeres que padecen sus consecuencias, una respuesta que demuestre cómo es posible avanzar en conquistas sociales, reconstruir el anhelo de una Europa social, democrática y equitativa.

Los resultados electorales de IU nos sitúan en una mejor posición, tendremos más y mejores instrumentos de actuación política, pero no es suficiente, es necesario continuar avanzando en el desarrollo de la CONVOCATORIA SOCIAL, ahora en una nueva etapa en la que desarrollemos el programa elaborado en la anterior fase y sobre todo debe continuar como contribución a la lucha y a la movilización en defensa de una alternativa social para salir de la crisis, y como instrumento para avanzar en la configuración de un Bloque Social y Alternativo.

Desde esta nueva etapa de la CONVOCATORIA SOCIAL queremos construir con otros y otras, una nueva agenda para el cambio social, conectando con el antiguo sueño de un mundo en libertad y justicia, sin represión, explotación, hambre o necesidad. El viejo sueño de los derechos humanos…de todos los derechos humanos para todos y para todas.

Esta nueva fase del proceso de desarrollo del Programa Político de la izquierda anticapitalista, federal y republicana en España, la CONVOCATORIA SOCIAL tiene que ser un lugar de encuentro y de acción social y política.

Por ello en su día planteamos que el Programa tenía que trascender al hecho electoral, en una CONVOCATORIA desde abajo que aúne todas las energías sociales alternativas, implicando ampliamente a las asambleas locales de Izquierda Unida, a todos los foros que logremos impulsar y a todos los colectivos y organizaciones y personas que confluyan en este proceso transformador.

Por ello esta CONVOCATORIA SOCIAL parte de un compromiso responsable a favor de una salida de la crisis a los intereses de la mayoría, especialmente de los trabajadores y trabajadoras, de la juventud precaria, y del pequeño empresariado y, por tanto, aspira a aglutinar a quienes vienen sufriendo los ajustes de la crisis, sin ser los culpables, a quienes se rebelan ante unas condiciones de vida precarias e injustas, por una salida que no sea pagada por los más débiles.

Con este objetivo planteamos la necesidad de generar espacios de encuentro y convergencia, y formulamos propuestas sin otro animo de que sirvan de base al debate, para avanzar hacia esa alternativa programática que haga frente al intento de convertirnos en colonias de los mercados, a los que sí ponemos nombre y apellidos y, así, evitar que quienes nos han llevado a la crisis, se beneficien de ella, que quienes han capitalizado los abusos de un modelo productivo nefasto y especulativo sigan teniendo beneficios por ello, buscamos que sea alternativa programática que abra camino a una salida de la crisis que consolide un modelo social y productivo democrático y avanzado que permita una sociedad más justa y solidaria.

PROPUESTA DE TRABAJO

Es evidente que no estamos hablando de un proceso teórico o formal sino que planteamos una movilización sostenida CONTRA LA POLITICA DE RECORTES, POR EL EMPLEO Y EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA, movilización que debe contemplar la celebración de asambleas abiertas, acciones sectoriales, encuentros de las Áreas, todo ello encaminado a plantear una alternativa al modelo de salida de la crisis que está desarrollando el PP y que tendrá su plasmación en los Presupuestos Generales del Estado que se presentaran en el mes de Marzo.

En concreto se propone que durante el mes de enero cada federación plantee un Plan de trabajo para la difusión de las propuestas políticas que IU defiende frente al modelo del PP, en la medida de lo posible para este Plan de Trabajo se debe contar con la dirección federal, y cargos institucionales para que den la mayor difusión pública a este inicio de la nueva fase de la Convocatoria, Plan de trabajo que debe contar con la realización de acciones de protesta, actos públicos, encierros, manifestaciones, etc. que referencien en cada territorio nuestra confrontación con una política que sigue produciendo más paro, mas desahucios y menos derechos sociales.

En paralelo a este trabajo de las federaciones, desde el ámbito estatal debemos enfocar el trabajo de las Áreas, a la vez que debemos continuar las relaciones con todos los colectivos, organizaciones y personas que han participado en la anterior fase de la Convocatoria a cualquier nivel, de esta manera realizaremos una acumulación de fuerzas en el objetivo de implicar al máximo de colectivos y personas en una gran acción de movilización publica en las fechas en las que se discutan los PGE en el Parlamento, en torno a final del mes de febrero o primera quincena de Marzo, en función de la fecha de las elecciones andaluzas, se trata en todo caso de que desde este momento toda la organización este en movilización CONTRA LOS RECORTES Y EN DEFENSA DEL EMPLEO.

Desde esta resolución política se propone a la Comisión Ejecutiva que la Convocatoria tenga un desarrollo por federaciones en el marco que se considere adecuado a su realidad política y organizativa de manera que para final del mes de Enero podamos tener Plan de Trabajo por federaciones y poder plantear la acción central en Madrid que antes planteábamos.

Por último se propone que para el funcionamiento ordinario se mantenga la misma comisión que funciono antes de las elecciones, de manera que se haga un seguimiento al desarrollo de esta propuesta en las federaciones y en el nivel federal, a la vez que sirva para coordinar la C.S. con el resto de actividades que IU realice en todos los niveles.

Jose L. Centella
Responsable Federal de Acción Política