Izquierda Unida crea una comisión para que analice la situación de su delegación en el Parlamento Europeo