Jueces para la Democracia aboga por ilegalizar a través de la Ley de Partidos a formaciones xenófobas, aunque reconoce su dificultad práctica